INDIO, California.- Fueron casi tres horas en las que Paul McCartney tocó fibras sensibles y brindó una actuación mítica.
Un total de 37 canciones, incluidas cinco del encore, hicieron vibrar a unas 80 mil almas en la segunda noche del Desert Trip, también llamado “Old-Chella”, que reunió este fin en el caluroso desierto a legendarios músicos.
El británico de 74 años ofreció una actuación donde deleitó a todos con éxitos, anécdotas y bromas, y donde también aprovechó la velada para brindar tributos, especialmente uno para John Lennon.
“Vamos a tener una fiesta al estilo Liverpool”, gritó Paul antes de arrancar con “A hard day’s night”, en la que todos comenzaron a bailar y corear.
McCartney interpretó “Love me do” y “Here today” para recordar a su compañero Beatle en el que hubiese sido su cumpleaños 76, ayer.
Sir Paul sabe bien las que pegan o no en el público, pues a mitad del concierto hizo un apunte.
“Cuando toco algo de los Beatles veo todos los celulares y parece una constelación de estrellas, pero cuando hago algo nuevo, que no conocen, veo un agujero negro”, exclamó.
También recordó a Jimi Hendrix con “I’ve got a feeling” y luego dedicó desde el piano, que se elevó del escenario unos metros, la canción “My Valentine” a su esposa Nancy, con quien contó que festejaba aniversario de bodas también ayer.
Igual recordó a Linda McCartney con “Maybe I’m amazing”.
Pero la noche apenas calentaba el ambiente, pues invitó a Neil Young, quien había ya brindado dos horas con sus éxitos, a subir al escenario.
Juntos prendieron a todos al interpretar “A day in the life”, “Give peace a chance” y “Why don’t we do it in the road?”.
Entonces ya con la gente a tope siguieron “Something”, donde agradeció a George Harrison por escribir la canción.
Además de que el público estalló con “Ob-La-Di, Ob-La-Da”, y siguieron más tarde los juegos artificiales con “Live and let die”, antes de cerrar ya con el Desierto encendido con “Hey, Jude”, donde los brazos de todos se veían en todos los puntos.
McCartney volvió al escenario para echarse cinco más, donde agradeció a The Rolling Stones por el cover del viernes de “Come together” y ahora cantó “I wanna be your man”, para cerrar con “The End”.
Desert Trip reunió el viernes a Bob Dylan y The Rolling Stones, ayer fueron el ex Beatle y Young, mientras que anoche tocaba turno a The Who y Roger Waters. (Diego Martínez/Agencia Reforma)