Por FRANCISCO VARGAS M.
(Texto y Fotos)

Continuando con los homenajes que viene realizando la familia Hernández Vallín, conjuntamente con Raúl Rodríguez “El Cañitas”, ahora tocó turno por demás merecido a los hermanos acalitanos Vicente y Elías Esparza Martínez, en reconocimiento a sus destacadas facetas dentro de la fiesta brava, como niños toreros, novilleros, subalternos de a pie en el retiro y ahora maestros de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes.
Nuevamente el remozado Balneario Acuática Ojocaliente de esta ciudad capital, sirvió como gran escenario para que los hermanos Alfonso, Ramiro, Cuauhtémoc, David y Bernardo Hernández Vallín, y el novillero en el retiro “El Cañitas”, ayer por la tarde entre un ambiente lleno de torería y bohemia, rindieran este reconocimiento, siendo el encargado de dar la bienvenida a los homenajeados, familiares cercanos, como invitados especiales, el profesor Alfonso Hernández Vallín, quien señaló que para su familia que encabeza su señor padre don Ramiro Hernández Murillo, siempre es un placer recibir en sus instalaciones a la familia taurina.
Posteriormente, el empresario y buen amigo Juan José Hernández Hernández hizo entrega de un reconocimiento a Vicente Esparza, quien estuvo acompañado de sus hermanas Carmen y Leticia, y su hermano Antonio; así como también de sus hijos María de Lourdes y Omar Farit Esparza Vázquez, su nuera Patricia Muñoz y nietas Zaira Paola e Ilse Lizeth Esparza Muñoz.
Por su parte, Elías Esparza “La Changuita” recibió su respectivo reconocimiento de manos del doctor Guillermo Avendaño Muñoz. Al hacer uso de la palabra “La Changuita”, quien estuvo en una de las mesas de honor con su hijo Elías Alejandro, su señora esposa Hilda Campos, así como sus hijos Alejandro Isaí, Susana Marisol y Ángel Gael Esparza Campos; emocionado a nombre de su hermano Vicente y propio agradeció a los organizadores este homenaje, añadiendo que siempre a sus alumnos les han inculcado el amor y respeto a la fiesta brava y sobre todo ser hombres de bien para la sociedad.
Vinieron las fotos para el recuerdo como la acostumbrada grupal, ofreciendo los gentiles anfitriones una suculenta paella elaborada por Raúl Rodríguez “El Cañitas”, quien como siempre ‘la bordó’.
¡Enhorabuena! a homenajeados y organizadores por hacer este tipo de reconocimientos a personalidades y gente del toro, que han contribuido por engrandecer a la más hermosa de las fiestas.