José de Jesús López de Lara

Durante la madrugada del domingo se registró una impresionante riña campal en la colonia Altavista, que provocó una intensa movilización policiaca. El saldo fue de ocho rijosos detenidos.
Fue aproximadamente a las 01:30 de la madrugada, cuando se registró una riña campal sobre la calle Jesús Gómez Portugal y casi esquina con la calle José Reyes Martínez, en la colonia Altavista.
Los protagonistas de esta pelea callejera fueron más de veinte sujetos alcoholizados, que minutos antes se encontraban en una fiesta que se organizaba en un domicilio ubicado en la calle José Reyes Martínez.
Los rijosos comenzaron a atacarse con piedras, palos y botellas de vidrio, sin importarles que en el lugar se encontraran mujeres y niños.
Debido a lo anterior, vecinos de inmediato llamaron a los servicios de emergencia.
En poco tiempo acudieron al lugar varias patrullas de la SSPM. Pero a la llegada de los policías preventivos, ya no encontraron a ninguno de los participantes de la riña, debido a que habían escapado en distintas direcciones y se habían escondido en varios domicilios.
Es el caso que alrededor de las 02:20 de la madrugada, los mismos pandilleros volvieron a protagonizar otra riña campal.
En esta ocasión, uno de los rijosos sacó de entre sus ropas lo que parecía una pistola y realizó varios disparos.
Un impacto hizo blanco en uno de sus rivales. Afortunadamente, la pistola era de fulminantes.
En esta ocasión llegaron policías preventivos del Grupo Táctico y del Grupo de Reacción Inmediata de la SSPM, quienes lograron arrestar a ocho de los rijosos.
El sujeto que portaba la pistola logró escapar y se escapó hacia un domicilio ubicado en la calle Jesús Gómez Portugal No. 108, donde fue protegido por sus habitantes, por lo que no pudo ser detenido.
Los ocho detenidos fueron trasladados a las celdas del CSSPM.