El viernes, los Rieleros de Aguascalientes cerraron su participación en la Liga Mexicana de Beisbol 2016 con una victoria sobre los Saraperos de Saltillo, quienes tampoco tenían nada que pelear para esta temporada.

La máquina terminó en el sexto lugar del standing de la zona norte con un récord de 53 ganados y 58 perdidos en total, quedándose a 19 duelos del primer lugar, los Sultanes de Monterrey, y a 9 juegos de Vaqueros Laguna que es con quien pudo disputar el partido comodín que les diera el pase a la postemporada.

Con estos resultados, los aguascalentenses ya acumulan cuatro años sin poder pasar a la siguiente ronda de la Liga Mexicana de Beisbol, y a pesar de que cada una de estas campañas, la iniciaron con triunfos y posicionándose en los primeros sitios, para la segunda mitad de la justa, el equipo bajaba su nivel y quedaba fuera de la postemporada.

En el tema de pitcheo, Aguascalientes no lo pudo mejorar, ya que si bien llegaron a tener buenos abridores como Ernesto Zaragoza y Lorenzo Barceló, el relevo no ayudó, por lo que la novena se quedó en la posición número 12 de este rubro, con un porcentaje de 4.97, recibiendo un total de 1113 hits, de los cuales 96 fueron vuela cercas, además de admitir 606 carreras, otorgar 366 pasaportes y haber ponchado 622 enemigos.

Mientras que en bateo, la novena que dirigió Saúl Soto fue el cuarto mejor conjunto, pues llegaron a un promedio de .292, concretando 1135 imparables, de los que 98 fueron vuela cercas. Además de ello hicieron 598 carreras, les dieron 464 bases por bola y fueron ponchados 728 ocasiones.

Así, los de casa se despiden de este torneo con muchos puntos a modificar y mejorar, pero sobre todo, no repetir los mismos errores que se han dando durante este tiempo, tal es el caso de no apostarle a los jóvenes, a los nuevos talentos, y sobre todo no traer a brazos de calidad.