Con una vergonzosa actuación, los Rieleros de Aguascalientes cayeron en el primero de la serie ante los Vaqueros Laguna por pizarronazo de 20 carreras a 0 en un duelo celebrado en el Parque Alberto Romo Chávez.

Los primeros en anotar fueron los Vaqueros Laguna, quienes evidenciaron a Luke Irvine y su mal pitcheo, pues en la primera entrada le conectaron un racimo de cinco carreras.

Todo comenzó cuando un sencillo de Nico Vázquez, quien produjo la entrada de Rubén Sosa y Jerome Peña, mientras que por la misma vía José Manuel Orozco remolcó a Jaime Pedroza para hacer la tercera de la noche.

La cuarta fue gracias al imparable al izquierdo de Iván Araujo que se llevó por delante a Nico Vázquez y finalmente un inatrapable de Francisco Esparragoza mandó al plato a Orozco para el 0 a 5.

Irvine todavía se mantuvo en la loma durante dos bateadores más de la segunda entrada, después fue sustituido por César Serna, quien no hizo que cambiara el panorama, ya que aceptó un total de tres rayitas más, para poner la pizarra 0 a 8.

La peor parte del encuentro se vivió en la tercera entrada cuando los de casa recibieron un total de 7 carreras, donde cuatro de ellas fue por panorámicos, uno de Francisco Méndez productor de dos y José Manuel Orozco con otras dos, poniendo el resultado para esta parte 0 a 15.

Para el cuarto inning los locales seguían recibiendo ataques fuertes por parte de los visitantes, que con la mano en la cintura se apuntaron otras dos rayitas a su favor, la primera con el hit al central de Ricky Álvarez que se llevó por delante a Francisco Esparragoza y enseguida tras un lanzamiento “wild” pisó la colchoneta Jonathan Jones, cerrando este tramo 0 a 17.

La carrera 18 de los de la Laguna fue en el sexto episodio cuando Ricky Álvarez pegó tablazo de cuatro esquinas, mientras que para la fatídica séptima entrada los Vaqueros consiguieron otras dos carreras producto del doblete de Jerome Peña que envió a tierra prometida a José Manuel Orozco y a Iván Araujo, dejando el juego 0 a 20.

Afortunadamente para la máquina, la cuenta se cerró en la séptima y durante el partido les fue imposible sacudirse la blanqueada o anotar la carrera del honor, terminando el partido 0 a 20.