Con racimo de 7 carreras en el cuarto episodio, los Piratas de Campeche igualaron la serie ante los Rieleros de Aguascalientes por 9 a 7, en un partido que se jugó en ocho entradas y media gracias a la tromba que azotó en el recinto. O sea que con “buen relevo” de Tláloc triunfan los visitantes.

En el segundo inning los primeros en anotar fueron los Piratas de Campeche pues con el sencillo de Jesús Arredondo entró a la registradora C.J Retherford para hacer la de la quiniela.

Sin respuesta alguna por parte de la máquina, los visitantes armaron un racimo de siete carreras en el cuarto rollo, el cual inició con el error del jardinero central Eliezer Ortiz, quien al no quedarse con la bola permitió que Retherford anotara la segunda de la tarde.

Después de esto, Fernando Flores hizo la tercera de los visitantes, pisando el plato en bola ocupada y enseguida el doblete de Paul de León mandó a home a Eliseo Aldazaba para ampliar la ventaja.

La entrada la continuó con el infield hit de Engel Beltre que dejó que de León llegara a tierra prometida, pero, fue Maxwell León el que coronó el inning con un vuela cercas productor de tres carreras, con el que se llevó por delante a Jasson Atondo y Engel Beltre, poniendo la pizarra 0 a 8.

Aún con la pólvora encendida, los filibusteros hicieron una más en el sexto tramo con el hit al central de DaveSapplet, con el que pisó el plato EngelBeltre para hacer la novena.

Los Rieleros pudieron despertar en la parte baja de este tramo todo gracias al cuadrafónico de Carlos Rodríguez, quien remolcó a Brian Burgamy y Eliezer Ortiz para sacudirse la blanqueada.

Los de casa volvieron a aparecer en el marcador con cuatro carreras en el inning de la suerte, pues el imparable de Domingo Castro le trajo a la máquina dos rayitas, posteriormente el inatrapable de Brian Burgamy produjo una, mientras que en bola ocupada, Castro timbró para el 7 a 9.

Justo cuando iniciaba el octavo episodio, el Dios Tláloc volvió a aparecer para obligar a los jugadores a retirarse a los dugouts y esperar a que la lluvia bajara un poco, pero fue una fuerte tormenta la que azotó el andén, dejando inundada gran parte del diamante.

Tras esto, los umpires salieron para mencionar que el partido no se podía reanudar por el estado en el que había quedado el parque, por lo que los Piratas de Campeche se quedaron con el triunfo al ser un juego legal.

El día de hoy será el tercero de la serie en punto de las 15:00 horas en el Parque Alberto Romo Chávez.