REYNOSA, Tamps.- Los Rieleros de Aguascalientes no cejan en su empeño de llegar al juego de comodín y ayer vencieron 10-3 a los Broncos de Reynosa en el parque “Adolfo López Mateos” de la ciudad fronteriza que registró una regular entrada.

El abridor José López Cruz se lleva su segunda victoria de la temporada, luego de una sólida labor de seis entradas, en las que espació 11 hits, con tres carreras, las tres limpias, no dio base por bolas y ponchó a uno.

López contó con el respaldo ofensivo de sus compañeros que timbraron desde la apertura de la primera entrada dos carreras, ante los envíos del abridor y derrotado, Carlos Balboa. Jesse Castillo se embasó con doblete y Diory Hernández llegó a 22 cuadrangulares en la campaña, al conectar jonrón de dos carreras en el primer capítulo, así como a 89 carreras producidas, que lo mantienen en el liderato del circuito.

Aguascalientes agregó una en la segunda y otra en la tercera, además de rally de tres en la quinta, con el que prácticamente selló el triunfo. Christian Presichi, Diory Hernández, Tim Torres y Eliezer Ortiz produjeron dos carreras.

El remache rielero llegó con dos más en la séptima entrada y una en la novena.

Rompen los Diablos su racha de playoffs

Los Pingos están cerca de la quema. Hace un año, con 16 duelos por jugarse, los escarlatas habían amarrado su 33 temporada consecutiva en playoffs; hoy, ni ganando todos sus partidos estarían en postemporada.

Cinco series del rol regular le restan a la novena de Víctor Bojórquez, la cual necesitaría conquistar todos sus encuentros y esperar un traspié de Laguna para amarrar el duelo de comodín.

Diablos aprovechó una semana negativa de los Vaqueros para acortar la brecha entre el cuarto y el quinto sitio. El cuadro de Daniel Fernández fue barrido por los Tigres y cayó en la serie ante los capitalinos que los puso a sólo cuatro juegos de diferencia, una bocanada de oxígeno para el México.

La Liga exige un mínimo de tres duelos de distancia entre el cuarto y quinto escalón para el juego por el comodín por lo que el escenario le favoreció a los rojos.