Integrantes de la Generación 1973-1976 del Colegio Portugal llevaron a cabo emotivo reencuentro.
El templo del Señor del Encino enmarcó la misa de acción de gracias celebrada en honor a los ex compañeros, pero aún amigos, quienes manifestaron su gratitud a Dios por permitirles volver a verse y compartir agradables momentos.
Después de la santa misa, el salón Bona Gens del Club Campestre fue el lugar donde se llevó a cabo la reunión de carácter social.
Además de la agradable convivencia que prevaleció por varias horas de la tarde, los invitados participaron en el intercambio de reconocimientos y recordatorios que se otorgaron a los que se hicieron merecedores a tales distinciones.
Asimismo, la concurrencia recordó preciadas anécdotas de su etapa como estudiantes, reviviendo así momentos inolvidables.
La celebración fue tan placentera para todos que establecieron una posible fecha para volver a reunirse y así refrendar los lazos de amistad que los unen.