Abril Valadez / Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Hoy en día, la industria de la música sigue siendo un negocio redituable gracias a las ganancias que percibe a través del streaming.
Y es que los melómanos de ahora prefieren desembolsar el equivalente bruto de 12 discos por año (alrededor de 99 pesos al mes) para suscribirse a plataformas como Spotify, Apple Music, Tidal, Pandora, 8 Tracks, TuneIn, iHeart, Soundcloud y Deezer, las cuales ofrecen un repertorio de millones de canciones a cambio de un pago mensual.
De acuerdo con el Informe Mundial de la Música, de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), tan sólo en México, la industria del streaming musical creció 23.6% durante 2016, colocando al país como uno de los mercados principales en el mundo. En cambio, en Latinoamérica, las ganancias de este mercado crecieron un 57%.
Los expertos coinciden en que, a nivel mundial, el streaming ha impulsado esta evolución, resultando en un incremento a los ingresos totales de la música de 5.9% con respecto a 2015 -15 mil 700 millones de dólares de cifra de negocios-, el aumento más importante desde 1997.
Esto último está vinculado con las ventas de música vía streaming, que tuvo un aumento de ingresos de 60.4% en el año pasado, el mayor incremento en ocho años.
A través de un comunicado, Will Page, director económico de Spotify, señaló a su empresa como la principal causante de este logro.
“Aquello que Spotify se propuso hace 10 años, finalmente está ocurriendo. La industria de la música está creciendo gracias a la evolución del streaming, y Spotify, como el jugador más grande en suscripción de música, está impulsando este crecimiento”.
Las ventas en formatos físicos, por su parte, recularon 6.8%, acumulando un descenso de 77% en 15 años.
Según el sondeo 2016 de Global Music Market, hoy en día por cada diez personas en el mundo que escuchan un tema de su artista favorito, seis lo hacen con el servicio streaming.