Silvia Garduño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 7-Feb .- El Embajador de Israel en México, Jonathan Peled, consideró inusual el llamado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) al Parlamento de su país a revertir la aprobación de una ley que busca legalizar asentamientos en Cisjordania.
“Es un comunicado, yo diría raro, que yo sepa sin precedentes, y que nos ha tomado muy en sorpresa”, indicó.
La dependencia había planteado en un comunicado que la expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Oriental representa un obstáculo mayor al proceso de paz.
“El Gobierno de México hace un llamado al Gobierno de Israel a revertir esta decisión y a actuar de conformidad con las resoluciones pertinentes de la Organización de las Naciones Unidas, particularmente la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad”, señaló la Cancillería.
En entrevista, Peled dijo que el posicionamiento de la SRE es inusual, y advirtió que México es el único país en América Latina que se ha manifestado en ese sentido.
“No es usual que un gobierno de un país amistoso se pronuncie sobre cosas internas de otro país. Si bien es, y soy el primero en admitirlo, una ley controvertida en Israel que seguramente va a llegar a la Corte Suprema y quizás va a ser anulada, el hecho de que México no esperara que culmine ese proceso y se pronunciara en contra nos parece inoportuno”, apuntó.
A principios de febrero, el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, provocó una reacción airada de la Cancillería mexicana tras expresar en Twitter su apoyo al muro fronterizo impulsado por Donald Trump.