José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU 15-Jul .- Un ciudadano saudí con vínculos con la red terrorista Al-Qaeda y la familia real saudí habría examinado la seguridad de la frontera de Estados Unidos con México en 1999, según información desclasificada revelada ayer por el Capitolio.
Contenida en 28 páginas, la información indica que el FBI recibió reportes de un ciudadano saudí que habría entrado en contacto con Abu Zubeida, lugarteniente de Al-Qaeda, luego de examinar la frontera.
“(Un) nacional saudí con vínculos cercanos a la familia real saudí (de nombre no revelado) es sujeto de investigaciones antiterrorismo del FBI y según reportes habría estado revisando la seguridad de la frontera sur de Estados Unidos en 1999 y discutiendo la posibilidad de infiltrar individuos a Estados Unidos”, detalla.
La información es parte de la investigación conjunta de las dos cámaras del Congreso de EU en torno a los ataques terroristas de 2001, atribuidos a Al-Qaeda, y señala conexiones de sospechosos vinculados al terrorismo con elementos del Gobierno saudí.
Basada en informes del propio FBI y la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), la información revela la participación de un empleado de la aerolínea Saudi Arabian Airlines -hoy Saudia- en la revisión de la frontera con México.
“El FBI abrió una investigación sobre (nombre no revelado), un empleado de Saudi Arabian Airlines, luego de recibir información en 1999. de que el lugarteniente de Bin Laden, Abu Zubeida, había estado en contacto con un número telefónico asociado con (nombre no revelado) en Portland”, indica.
“La Oficina de Campo del FBI en Phoenix también recibió reportes de sus fuentes en 1999 que (nombre no revelado) estuvo examinando la seguridad de la frontera suroeste (con México) y discutió la posibilidad de infiltrar individuos a Estados Unidos”.
Según la información, el ciudadano saudí ya no era residente de EU en 2002, pero el FBI había determinado que era parte de un grupo que ayudaba a un príncipe saudí de nombre Khalid Al Bandar, que le habría permitido entrar y salir de territorio de EU.
“El FBI ha desarrollado información que (nombre no revelado) tiene nexos cercanos con uno de los príncipes saudís y lo acompaña en muchos viajes, incluidos viajes a Estados Unidos”, establece.
La información describe que un presunto terrorista no identificado y detenido en la base naval de EU en Guantánamo, donde permanece también Abu Zubeida, habría detallado cómo el ciudadano saudí obtuvo su empleo en la aerolínea y de dónde más recibía dinero.