David Loji
Agencia Reforma

Volvo reveló la próxima generación de su sedán grande llamada S90, que es el resultado de una inversión de 11 mil millones de dólares y 5 años de desarrollo.
El nuevo S90 se basa en la Arquitectura Escalable de Producto de Volvo, de la cual este fabricante obtuvo la rediseñada camioneta XC90.
Volvo de momento se reserva información técnica del nuevo sedán S90, pero revela que su gama de motores responde a la nomenclatura T5, T6 y T8.
Sin embargo, tomando como referencia la gama de motores de la camioneta XC90 con la que comparte plataforma, podemos inferir que la variante T5 es el motor 2 litros de 4 cilindros turbo con 240 hp.
La variante T6 sería la versión turbo con supercargador de este mismo motor con un aumento de poder a 302 hp y la T8 agregaría motorización eléctrica para aumentar la potencia a 400 hp y convertir a esta versión en híbrida.
El estilo es contemporáneo y elegante, aunque angular y abundante en líneas rectas horizontales. El frente muestra el nuevo rostro corporativo de Volvo que tiene parrilla vertical.
El tercer poste tiene una ventanilla de cristal con una forma de “C” modificada que podría convertirse en un rasgo de familia de Volvo en el futuro. Las luces traseras tienen forma de “C” asimétrica y están iluminadas por LEDs.
Llaman la atención las proporciones de la carrocería, en la que se aprecia claramente que la cabina está desplazada hacia la parte trasera, lo que le da un aspecto clásico al auto.
El interior usa la enorme pantalla táctil Sensus en la parte central del tablero, mediante la cual Volvo ha logrado reducir el número de botones en la cabina.
El nuevo S90 tendrá nuevas características de seguridad que van de acuerdo a la estrategia Volvo Vision 2020, cuyo objetivo es lograr que nadie muera o tenga lesiones graves a bordo de un auto o camioneta de esta marca para finales de esta década.