La memoria de don Rogelio Galindo de la Torre y su esposa Carolina Villalpando de Galindo, fue honrada a través de la reunión familiar que recientemente llevaron a cabo sus descendientes.
La cita fue en conocido salón de eventos ubicado al norte de la ciudad, donde cerca de 230 invitados, provenientes de Estados Unidos de América, Guadalajara, Morelia y Aguascalientes, arribaron al lugar para participar en la reunión donde estuvieron presentes seis generaciones.
En el año 1994 comenzó la tradición de reunir a la familia Galindo Villalpando, ahora, 22 años después, siguen conservándola con la finalidad de permanecer en constante comunicación y conocer a los nuevos integrantes de esta gran familia.
Durante la celebración, los familiares compartieron emotivos momentos que les permitieron convivir y disfrutar el cálido ambiente que prevaleció de principio a fin.
Asimismo, no dejaron pasar la oportunidad de tomarse la fotografía del recuerdo, misma que será colocada en el álbum de la familia Galindo Villalpando para que sea apreciada por las futuras generaciones.

Compartir
Artículo anteriorFeliz día
Artículo siguienteMutaciones sutiles