Será de la iniciativa privada el proyecto que desde hace tiempo está en la agenda del Ayuntamiento para dignificar a los ambulantes; indicó el alcalde Juan Antonio Martín del Campo que finalmente se les asignará un espacio que les permita seguir en el lugar de mayor afluencia de clientes, pero de manera ordenada.

Precisó que la propuesta que se ha venido contemplando previo a la desocupación del predio en el que por muchos años fue la famosa tienda “Muebles Colonial”, en la esquina de las calles Madero e Hidalgo, podría culminarse en cinco meses, en los cuales los empresarios consolidarán un espacio adecuado para albergar al menos a 100 vendedores ambulantes, el cual será rentado por el Municipio.

“Se tiene todo lo que es el proyecto y están en trámite las licencias; ahora sí depende de la inversión privada que se empiece a construir, ellos me dicen que aproximadamente en cuatro o cinco meses pueda estar terminando, el objetivo es que antes de que concluya esta administración podamos estar ya reubicando a algunas personas”, señaló.

Puntualizó que la idea es ampliar estas acciones a favor de los vendedores ambulantes, y en sí mejorar la imagen urbana del Centro Histórico, por lo cual se contempla seguir adquiriendo predios que cumplan con las características necesarias para que funcionen con el giro mercantil que se les pretende dar.

“Estamos tratando de hacer una cita con el secretario de Hacienda con la finalidad de que nos pueda aportar recursos para un fideicomiso para poder estar comprando algunas fincas o corazones de manzanas y poder estar ahí reubicando precisamente al ambulantaje, personas que son comerciantes, para poder proporcionarles un lugar digno, un lugar cómodo, un lugar donde si hay lluvias no tengan ningún problema, o si hay viento, si hay sol que estén protegidos de las inclemencias del tiempo”, destacó.

Finalmente, el primer edil aseguró que ya se ha hablado al respecto con los ambulantes, quienes están de acuerdo con instalarse en un lugar cómodo, cerrado, que incluso les facilite la venta, a diferencia de la calle.