Noé García Gómez

El 28 de febrero (tres meses antes de la elección) publiqué un estudio prospectivo de los resultados de los partidos de izquierda a nivel nacional (www.heraldo.mx/24-71-la-disputa-de-la-izquierda-un-estudio-prospectivo/ )con las consideraciones y factores estimados, los escenarios propuestos fueron preludio de los resultados del 7 de junio en cuanto a porcentajes y con pequeñas variaciones, dentro del margen de error, en cuanto al número de curules (salvo la excepción de Movimiento Ciudadano) es momento de realizar el análisis pos-electoral de los partidos que se identifican o se auto nombran en alguna de las aristas de la izquierda.

PRD

  • Perdieron el DF, la que llamaban “la joya”;
  • En solo 10 estados están en los tres primeros lugares
  • En ninguno estado son primera fuerza, ni en Michoacán estado que ganó la gubernatura en alianza, los votos del PRI superan a los del PRD sin alianza.
  • En 20 estados los supera MORENA, en 8 Movimiento Ciudadano, y 11 el voto nulo.
  • En 16 estados quedaron en los lugares del 5 al 10.
  • En Nuevo León quedaron en último lugar.
  • En Aguascalientes pasaron de 14,476 votos en la intermedia del 2009, en la local del 2013 obtuvieron 14,488 y en esta elección sacaron 12,655 perdieron 2200 votos en relación estas dos elecciones.
  • Con todo lo anterior son 3ra fuerza en la Cámara de Diputados al tener 56 de 500.

En el PRD mientras no llamen a las cosas por su nombre seguirán desplomándose a niveles inimaginables, eso de buscar en toda derrota una victoria y buscar cuadrar argumentos para justificar los resultados, solo genera auto confort pero el cáncer seguirá avanzando. Desde los primeros resultados del PREP no hemos escuchado de dirigentes nacionales y replicadores estatales más que cantinfleos para decir que ganaron aunque no parezca y que son victoriosos aunque nadie lo crea y que la demás izquierda tiene que unírseles por el bien de la patria, por el solo hecho de tener secuestradas las siglas del PRD.

PT

  • Obtuvo el 2.84 por ciento de los votos, no le alcanzó el registro.
  • Fueron los votos más caros por un partido, según la operación el INE le asignó 398 millones 198 mil 868 pesos y apenas obtuvo un millón 53 mil 85 votos a nivel nacional, por lo que cada uno de ellos le representó un gasto de 378 pesos.
  • Aun perdiendo el registro contarán con 6 diputados que obtuvieron de mayoría en alianza con el PRD.
  • Aun gobernando 2 ayuntamientos, en Aguascalientes obtuvieron el 2.27.

Será interesante a donde se irán tanto lideres, como grupos de este partido, que tienen 20 años de experiencia acumulada.

Movimiento Ciudadano

  • Son primera fuerza en Jalisco
  • Tendrán 26 diputados federales
  • Aumentaron 1,149,488 votos del 2012 a este 2015, con un porcentaje 6%.
  • En Aguascalientes no llegaron ni al dos por ciento, se quedaron con 1.82%.

Corre el peligro de que el 6 por ciento obtenido sea un espejismo coyuntural, si no quiere eso, tiene inmediatamente que replantear su vida interna, establecer una agenda social-demócrata, dejar atrás la imagen mercadológica que se puede resumir en un jingle, y establecer temas y debates en la agenda nacional. En nuestro estado, la una vez exitosa estrategia de parecer un partido que aspiraba a imitar al PAN que alcanzó niveles competitivos se agotó, hoy deambulan en una microscópica burocracia.

MORENA

  • Son primera fuerza en el DF, ganaron 5 delegaciones y la mayoría de la Asamblea Legislativa, principal caja de resonancia política a nivel nacional.
  • Superan al PRD en 20 estados.
  • En su primera elección obtuvieron más del 8 por ciento.
  • Ocuparán 35 curules en la Cámara de Diputados.
  • La campaña en Aguascalientes fue casi nula y los votos obtenidos parecen más por el arrastre de su dirigente nacional que por un trabajo local.

Si bien pareciera todo alegría, MORENA si en verdad quiere convertirse en opción real, tiene que realizar un balance, ser frío y establecer una agenda cercana a la ciudadanía, pero sobre todo definir y clarificar el extracto ideológico al que pertenece. En Aguascalientes sin duda hay excelentes elementos que entusiasmados y románticos se embarcaron en el proyecto, pero que no midieron el colmillo de su experimentada presidenta estatal.

En conclusión la izquierda sale perdiendo ganando, si sumamos los porcentajes y número de curules de estos partidos eleva su porcentaje histórico, pero las condiciones en la que está y la dinámica que se encuentra a mediano plazo no se ve que pueda generar una unidad. Perdió pues su principal referente, el PRD, perdió la brújula y está entregado en una dinámica pragmática llena de pedantería, el último ex candidato presidencial.

Pareciera que el enemigo de la izquierda es la propia izquierda y como escuché por ahí, “los dos obstáculos para que la izquierda gane la presidencia son: actualmente no hay izquierda partidista en México, y los partidos que se dicen de izquierda disputan un pequeño electorado de izquierda confundido y unas bases clientelares amañadas.”