Por: Jesús Alejandro Aizpuru Zacarías

En un mundo nihilistaEl pasado fin de semana se llevó a cabo los registros de precandidatos a los diversos cargos de elección popular.

En el PRI como en el PAN los registros para la gubernatura se celebraron en un ambiente de unidad, sin embargo, para el caso de la alcaldía, la situación se tornó distinta.

A mitad de semana nos enteramos que José Ángel González “Paquín” principal aspirante de Acción Nacional a la Presidencia Municipal, y cercano al Senador Orozco, perdía toda oportunidad para abanderar a ese instituto político en virtud de una decisión del CEN que obligaba a seleccionar a una mujer para ir por la alcaldía.

Esta decisión cambió totalmente el escenario, y abrió la puerta para que Teresa Jiménez, se perfilara para ser quien dispute la Presidencia Municipal de la capital.

Dentro de los diferentes grupos dentro del PAN, el hecho de que Tere llegue tan fortalecida ha generado molestias (especialmente entre los Orozquistas quienes están operando en favor de Alma Hilda Medina), sin embargo, al parecer la ex – diputada federal cuenta con dos grandes aliados: la plana mayor del Comité Ejecutivo Nacional y el Presidente Municipal de Aguascalientes, Juan Antonio Martín del Campo, esto, convertirá la disputa interna en un verdadero campo de batalla.

En el Revolucionario Institucional las cosas no son color de rosa. El sábado se registraron dos precandidatos a la alcaldía (y se bajaron al menos cuatro más). A pesar de ser un partido caracterizado por la disciplina, el hecho de que el comunicador Alberto Viveros se haya registrado, ha generado inconformidad en la gran mayoría de los que aspiraban por ese cargo, quienes se dicen “desplazados por alguien ajeno al partido” es por ello, que al parecer se han aliado en un bloque común en apoyo al Dr. Jesús Ríos Alba, el otro aspirante por dicho cargo.

Como podemos ver, en el PRI como en el PAN la disputa por la alcaldía será un proceso que causará heridas internas, de no ser capaces de concertar acuerdos y llevar a cabo una operación cicatriz exitosa saldrán a la contienda debilitados. En un proceso tan cerrado como el que apenas comienza esto puede ser decisivo, no solo para aquellos que buscan la alcaldía, sino para las y los que buscan ser inquilinos en el palacio mayor.

Al final del día, los Consejos Estatales, y la militancia de dichos partidos, serán quienes tengan la última palabra, esperemos que quienes sean las y los elegidos para ir a pedirnos el voto sean los más aptos para ocupar el cargo.

Como ciudadanos, espero que podamos llevar a cabo un verdadero ejercicio de responsabilidad, para que al momento de elegir a quienes tomarán las decisiones gubernamentales analicemos la trayectoria, la capacidad y la vocación de servicio, y no solo nos dejemos llevar por la mercadotecnia.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura, y los espero una vez más, la próxima semana.