Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 28-Ago .- La Policía Federal resguarda la Refinería Antonio Dovalí, de Salina Cruz, Oaxaca, ante el amago de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de tomar sus instalaciones.
Fuentes de la Comisión Nacional de Seguridad confirmaron que cientos de elementos de la corporación federal mantienen las instalaciones “acordonadas”.
Explicaron que el operativo especial de seguridad se realiza en coordinación con autoridades de Petróleos Mexicanos.
Con la presencia de la PF, se busca evitar la toma o el bloqueo de las instalaciones y con ello garantizar la operación de la Refinería, así como la salida de los camiones tipo tanque que surten de combustible a la región.
Las fuentes indicaron que como parte del operativo, no se descarta que policías federales custodien los trayectos carreteros de ese tipo de vehículos.
El sábado, la sección 22 de la CNTE amagó con tomar la refinería como parte de su programa de lucha contra la reforma educativa para esta semana.
Apenas en junio, previo a los enfrentamientos de Nochixtlán, integrantes de la CNTE bloquearon la refinería con barricadas, lo que derivó en un enfrentamiento con la PF.
La de Salina Cruz es la refinería más grande del País y produce la mayor cantidad de gasolina que comercializa Pemex en México.