Monserrat Cuadros
Agencia Reforma

TOLUCA, Edomex 21-Mar .- Los cuerpos de los alpinistas que murieron el domingo en la cima del Volcán Xinantécatl fueron rescatados ayer por personal de urgencias del Estado de México.
Los cadáveres corresponden a dos hombres de 30 y 40 años, quienes eran un instructor y aprendiz, según señaló el secretario de Gobierno, José Manzur.
Personal de rescate de Alta Montaña de la Cruz Roja Toluca y Amecameca, así como del Servicio de Urgencias del Edomex (SUEM), recuperaron los cadáveres tras una jornada de localización que se extendió por 17 horas.
Los dos alpinistas sufrieron una caída de al menos 150 metros de altura desde el llamado Pico del Águila, afirmó Manzur.
Los cuerpos se impactaron en una saliente localizada a más de 40 metros de altura de la base de ascenso.
El domingo, los servicios de urgencias en coordinación con el grupo Fuerzas Especiales de Seguridad (FES) de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) trazaron probables rutas para el rescate.
Aproximadamente a las 16:00 horas, se tuvo contacto visual con las víctimas del accidente por lo que inició el ascenso a la zona.
Sin embargo, debido a la falta de visibilidad, clima y por las condiciones agrestes del terreno los trabajos se suspendieron a las 19:45 horas.
El personal de la Cruz Roja Amecameca, especializado en rescate de alta montaña, arribo en la madrugada de ayer a la delegación Toluca para colaborar con las labores y partir al día siguiente con la expedición de búsqueda.
En el centro de mando, personal del Servicio Médico Forense (Semefo) de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) realizó el levantamiento de los cuerpos y procedió a su traslado al Instituto de Servicios Periciales para determinar las causas de muerte.
Al respecto, el Secretario General de Gobierno mexiquense, José Manzur, recordó a la población que por las condiciones del clima, es mejor no acudir al Nevado de Toluca.
“Tenemos muchos días pidiéndole a la gente que no vaya al volcán porque no hay condiciones, no sólo es nieve, sino la nieve se está haciendo hielo, es muy fácil que la gente se resbale y bueno se está trabajando”, indicó.
Manzur recordó que tras la última nevada fue cerrado el acceso al volcán con el objetivo de evitar accidentes; sin embargo, explicó, que la gente deja el carro y sube caminando sin tener la capacitación o ropa adecuada para hacerlo.