CDMX.- El líder de U2 fue otro de los rescatados en Niza el pasado jueves durante el ataque terrorista cuando se celebraba el Día de la Bastilla. Bono se encontraba en el restaurante La Petite Maison, junto al mar, según reportó la revista La Parisienne.
“Como todos los demás, Bono tuvo que poner sus manos detrás de la cabeza y se le pidió que mantuviera la calma”, dijo a la publicación un comensal que se encontraba ahí.
Anne-Laure Rubi, dueña del local, narró que oficiales armados escoltaron al cantante a la plaza Massena, ubicada cerca del restaurante.
Un día después, la banda publicó un mensaje en su cuenta de Twitter, @U2: “Love is bigger than anything in its way (El amor es más grande que cualquier cosa en su camino) – Bono, Edge, Adam, Larry”.
La cantante Rihanna también se encontraba en la ciudad y canceló el concierto que tenía programado en el Allianz Stadium como parte del Anti World Tour. (Staff/Agencia Reforma)