CIUDAD DE MÉXICO.- Tres de cada diez niños pueden desarrollar pie plano si llevan una vida sedentaria o tienen sobrepeso, advirtió María del Carmen García, ortopedista del Hospital General de México.
“Ya los niños pequeños no hacen tanto ejercicio como los de antes y sus pies o sus tendones no están capacitados para aumentar la fuerza muscular y no se forma el arco.
“Eso, asociado a los zapatos que no permiten la adecuada formación del arco longitudinal, que es lo que da forma al pie plano”, explicó.
Resaltó que es importante ir con un especialista porque el pie plano no se trata sólo con plantillas, sino que necesita de otro tipo de ejercicios.
“Ejercicios especializados para aumentar la fuerza muscular de los tendones. El utilizar la plantilla sola no le va a ayudar, por eso, cuando adultos, siguen usando plantillas”, apuntó.
La también traumatóloga agregó que aunque el pie plano no es una enfermedad grave, si no se atiende genera complicaciones en la adultez, como dolor al caminar por tiempos prolongados o al realizar algún ejercicio físico que incluya repeticiones, al trotar, correr o al bailar.
Indicó que la edad adecuada para identificar si un niño tiene pie plano o no es después de los dos años .
Para evitar imprecisiones en el diagnóstico recomendó acudir con un ortopedista pediatra y hacer un estudio llamado plantografía y no sólo ir con podólogos o fabricantes de zapatos ortopédicos.
“Si vas con alguien que se dedica al tratamiento de los pies te puede dar una idea, pero puede mal diagnosticar. En las tiendas donde hacen zapatos hacen el estudio solamente con la imagen a color, como si fuera un sello del pie, tampoco es la forma tan adecuada”, dijo.