Saldo blanco se reportó tras el importante operativo especial que fue desplegado por la Policía Estatal, la noche del sábado en el interior y exterior del Estadio “Victoria”, donde se llevó a cabo la Final por el Ascenso de la Liga de Ascenso MX del futbol mexicano profesional, que protagonizaron los equipos Necaxa y Ciudad Juárez.
Fueron más de 100 los policías estatales que fueron desplegados de manera estratégica en el interior del Estadio “Victoria”, a fin de evitar hechos de violencia.
Los policías estatales fueron colocados estratégicamente a nivel de cancha y en las tribunas, donde permanecieron alertas ante cualquier situación de peligro, que afortunadamente no ocurrió.
De igual forma, en el exterior del Estadio “Victoria”, así se implementó un operativo de seguridad que se extendió a las colonias aledañas, para prevenir conatos de riñas o enfrentamientos.
Para ello, decenas de patrullas hicieron recorridos de vigilancia a fin de evitar algún problema que pudieran tener los aficionados a este partido.
La vigilancia fue reforzada con la Policía Montada, mientras que desde el aire, apoyó en la vigilancia el helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal.
El titular de la SSPEA, General Eduardo Bahena Pineda, supervisó personalmente el desarrollo de este operativo, que terminó con saldo “blanco”.
Es de reconocer el comportamiento impecable que tuvieron los aficionados que asistieron masivamente a este encuentro deportivo.