Un fuerte despliegue policiaco se registró el pasado viernes por la noche al poniente de la ciudad, al reportarse una balacera justo a la altura del nuevo edificio de Justicia Penal, en “Ciudad Justicia”.
Aparentemente, hombres armados que viajaban en una camioneta Dodge Ram color blanco, atacaron a balazos a los tripulantes de otra camioneta Jeep Cherokee en color negro.
A pesar del operativo en el que participaron policías estatales, policías preventivos municipales de Aguascalientes y Jesús María, así como agentes de la Fiscalía General del Estado y elementos de la Policía Federal, no se logró ubicar a los agresores.
Los hechos se registraron aproximadamente a las 10:30 de la noche del pasado viernes, cuando se reportó al Servicio de Emergencia 066 que en la carretera federal 70 Poniente se registraba una balacera.
De inmediato se trasladaron hasta el lugar señalado varias patrullas de la Policía Preventiva, Policía Estatal, Fiscalía General del Estado y de la Policía Federal.
Sin embargo, a pesar de peinarse la zona, no se detectó nada sospechoso.
Incluso, efectivos de la Policía Penitenciaria que están comisionados en el CERESO para Varones “Aguascalientes”, reforzaron la vigilancia en el lugar.
Se estableció que una camioneta Jeep Cherokee, en color negro, era perseguida por otra camioneta Dodge Ram pick up, color blanco, desde la cual les disparaban con rifles de asalto.
Los hechos ocurrieron a la altura del edificio de Justicia Penal ubicado en la carretera a Calvillo y poco antes de llegar al CERESO para Varones “Aguascalientes”.
Aparentemente, cuando los tripulantes de las unidades automotrices involucradas detectaron que se aproximaban varias patrullas, optaron por darse a la fuga.
Una de las camionetas escapó por la carretera federal No. 71 Sur Aguascalientes-Villa Hidalgo, Jalisco; mientras que la otra enfiló por la carretera al poblado de Los Arquitos.
A pesar del operativo implementado, no fue posible ubicar ninguna de las camionetas señaladas en el reporte.
Cuando llegaron policías preventivos, policías estatales y policías federales, así como agentes ministeriales, revisaron detenidamente toda la zona sin que se encontraran casquillos percutidos sobre la cinta asfáltica.
De igual forma, custodios del CERESO para Varones “Aguascalientes” señalaron que ellos no se percataron de nada sospechoso en la zona, ni tampoco escucharon detonaciones de arma de fuego, por lo que para las autoridades todo quedó como una “falsa alarma”.