Antonio Baranda y Arcelia Maya
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 26-May .- “Ocupen el Parque de la Ciudadela, de lo contrario me veré obligado a utilizar la fuerza que traigo para desplazarlos a ese punto”.
Así emplazó el “Jefe Goliat” de la Policía Federal a los maestros de la CNTE que mantenían un plantón desde el miércoles en la noche en Avenida Bucareli, cerca de las oficinas de la Secretaría de Gobernación.
Alrededor de las 2:15 horas de ayer, cientos de policías federales rodearon el campamento a donde “Goliat” se acercó a los maestros que montaron una guardia y les dijo: “hay desalojo”.
El Comisario, experto en dispersión de manifestaciones, conminó a los maestros a trasladar su plantón a La Ciudadela, a escasas dos cuadras de distancia.
A las 4:00 horas, entonando el Himno Nacional, los maestros inconformes comenzaron a desalojar el área.
Los integrantes de la CNTE, en su mayoría de Michoacán, Chiapas, Oaxaca y Estado de México, instalaron en La Ciudadela alrededor de 160 casas de campaña.
En los alrededores, la Secretaría de Seguridad Pública capitalina desplegó a decenas de granaderos e instaló vallas metálicas de un metro de altura.
“Aquí nos pusieron, estamos encapsulados, la fuerza pública está aquí vigilándonos, como si fuéramos no sé si el Chapo o La Tuta. Esa es al indignación”, manifestó la profesora Adriana Alcántara, de Michoacán.
La CNTE anunció que marchará hoy a las 11:00 horas del Antimonumento a los 43 normalistas de Ayotzinapa, ubicado en Paseo de la Reforma, a Los Pinos.
La manifestación será contra la “represión”, de la que según los profesores han sido objeto en las últimas dos semanas.