Repentina tormenta, con ráfagas de viento, provocó estado de alerta

Fuerte tormenta provocó momentáneo estado de alerta en el fraccionamiento Loma Bonita y sectores aledaños. La precipitación fue breve pero con viento y abundante agua. A grado tal que los vecinos permanecieron atentos para reaccionar ante cualquier emergencia.
De igual forma, los cuerpos de rescate también tomaron conocimiento de la precipitación y estuvieron pendientes de todo reporte. Ayer, en la mañana, en varias calles se apreciaron restos de tierra que arrastró la corriente. Hojas y ramas de los árboles.
Según versión de algunos vecinos, al filo de la medianoche empezó a caer la fuerte tormenta. En pocos minutos algunas calles del fraccionamiento se inundaron de agua. Lo que también los sorprendió fueron las fuertes ráfagas de viento e inevitablemente les vino a la memoria la reciente granizada que cayó en zona centro de la cuidad.
Durante algunos minutos la tensión fue al máximo, sin embargo, cuando parecía que de un momento empezarían las inundaciones de casas, ramas caídas, total colapso del drenaje, entre otras consecuencias, la lluvia cesó. A decir de los vecinos, llegó de súbito y así terminó.
Protección Civil, Bomberos y Policía Preventiva reportaron saldo blanco. Sin novedad sobresaliente. Valga reiterar que estuvieron pendientes del fenómeno natural pero no se recibieron reportes de emergencia.
Lo ocurrido esa noche, en esta zona poniente de la ciudad, dejó en claro que aún no es momento de relajarse en cuanto a las lluvias. Ya terminó el ciclo normal pero no la temporada de huracanes ni las impredecibles tormentas atribuidas al cambio climático.