Sergio Augusto López Ramírez deja el cargo de delegado federal de la Semarnat en Aguascalientes a sólo una semana de que venza el plazo para que la dependencia federal dé respuesta a la solicitud de Manifiesto de Impacto Ambiental para el proyecto de urbanización en 6 hectáreas de la Mezquitera La Pona.
El funcionario hizo el anuncio en rueda de prensa, donde argumentó que su decisión fue personal, sin que haya un trasfondo de otra naturaleza, aunque reconoció que el cargo ocupado se presta a recibir presiones de múltiples actores.
Enfatizó que el resolutivo pendiente sobre el destino de la Mezquitera La Pona no se pone en riesgo al anticipar que el próximo 10 de marzo concluye el plazo de 120 días para la resolución, pero podría ampliarse 60 días más, debido a que los solicitantes tienen una prórroga que implica la suspensión del conteo para que presenten información adicional al proyecto que requirió la delegación federal.
Explicó que los promoventes del desarrollo habitacional debían recibir respuesta en un plazo de 60 días hábiles, y posteriormente se amplió otro plazo de 60 días hábiles para llevar a cabo la reunión informativa con participación de la sociedad civil que aportará más elementos a esta decisión.
Posteriormente, la dependencia requirió una ampliación del aspecto técnico del proyecto que generó la suspensión del conteo en 52 días transcurridos, de ahí que será hasta el 10 de marzo cuando los particulares podrán entregar esta información, para que el plazo pueda reanudarse.
Si los interesados no entregan la información, el proyecto tendrá que desecharse, pero si la presentan, podría generarse un nuevo plazo de 60 días más que finalmente implicaría una revisión en 180 días.
López Ramírez detalló que José Luis Ramírez Escalera ocupará provisionalmente el control de la delegación federal, mientras que él acudirá a oficinas centrales a presentar su renuncia formal y presentar un informe final.