En una sorpresiva decisión “personal”, Arturo Solano, quien hasta hace unas horas era el titular del Órgano Superior de Fiscalización del Congreso del Estado, presentó a los diputados de la Comisión de Vigilancia, su renuncia al cargo. Esta dimisión se presenta tras varios días de desacuerdos encontronazos con los diputados de la nueva legislatura por presuntas irregularidades detectadas en dicho órgano fiscalizador del Congreso del Estado. (Información extendida en la edición del 20 de diciembre)