Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Jun .- Tras reconocer que los excesos y la corrupción fueron factores para la derrota electoral del 5 de junio, Manlio Fabio Beltrones renunció ayer a la dirigencia nacional del PRI.
A sólo 10 meses de haber rendido protesta como líder nacional, el político sonorense presentó su dimisión ante la Comisión Política Permanente del tricolor.
En su discurso, pronunciado frente a gobernadores como el chihuahuense César Duarte y el tamaulipeco Egidio Torre, Beltrones advirtió que el mensaje ciudadano de las urnas fue una sanción.
Sostuvo, además, que cuando los gobiernos se equivocan, es el partido el que termina pagándola.
“En muchos de los casos los electores dieron un mensaje de políticas públicas equivocadas, políticos que incurrieron en excesos, que no tuvieron conductas transparentes y que no actuaron de manera responsable”, dijo.
“Sus respectivos partidos recibieron la sanción de una ciudadanía vigilante que premia o castiga con su voto; es oportuno parafrasear a Colosio: lo que los gobiernos hacen, sus partidos lo resienten”.
En medio de escándalos por desvíos de recursos, compra de bancos e incremento de la violencia, Beltrones sostuvo que el PRI debe atender las demandas ciudadanas de castigo a la corrupción y a la impunidad.
“El partido debe actuar como vigilante de la gestión de los gobiernos, con facultades para actuar a tiempo, reconocer aciertos, corregir errores y sancionar conductas irresponsables”, afirmó.
Al realizar el balance de los comicios del pasado 5 de junio, Beltrones advirtió que los descalabros electorales que enfrentaron en siete estados fueron sólo un tropiezo, pero no una derrota política.
Incluso criticó a quienes han asegurado que los resultados hubieran sido diferentes con la postulación de otros candidatos.
Luego de pedir que todos estos temas sean discutidos en la próxima Asamblea Nacional priista, anunció su decisión de dejar la presidencia del Comité Ejecutivo.
“Mi vocación es la política y seguiré en ella. No obstante, toca hoy hacer una pausa necesaria. En congruencia con el compromiso de servicio y disciplina que asumí, hoy presento mi renuncia ante esta Comisión Política Permanente”, anunció.
Antes, el sonorense halló oportunidad para lanzarse contra el PAN, el PRD y Morena.
Sin mencionarlos por su nombre, criticó el conservadurismo de uno y el radicalismo de otros.
“Vemos grupos de la derecha más conservadora en los que afloran expresiones que atentan contra la libertad de elegir la forma de vida. También encaramos a una izquierda que empodera a la derecha y otra que se radicaliza”, afirmó.