David Loji
Agencia Reforma

Pocos vehículos han tenido un ciclo de vida tan largo como la pickup mediana Toyota Tacoma, cuya generación anterior hizo su debut como modelo 2005.
Para cerrar ese capítulo con duración de 10 años, la marca japonesa presenta la más nueva generación.
La Tacoma 2016 se mantiene fiel a su antecesora y aunque se trata de un vehículo completamente nuevo, no deja duda alguna acerca de su identidad.
La presencia exterior es más robusta y angular; el frente tiene faros más esbeltos con iluminación LED diurna y nueva parrilla hexagonal que está mejor integrada.
Más cambios incluyen tapa de la caja con nuevas características como seguro con llave, spoiler aerodinámico y apertura amortiguada.
Nuestra unidad de prueba era la versión Edición Especial 4×4 que contaba con estribos, quemacocos y rieles en el techo para adaptar portaequipajes
La longitud aumenta en 10 cm. con respecto al modelo previo y con el rediseño el peso aumentó 118 kilogramos, seguramente para aumentar la protección a sus ocupantes en colisiones.
La estructura es más sólida y silenciosa pues reduce en 43 por ciento los niveles de ruido y vibraciones.
Se agregan bolsas de aire para las rodillas para los usuarios de la parte frontal; ahora cuenta con ocho airbags.
A pesar del aumento de peso, el rendimiento de combustible aumenta en 0.85 Km/l en ciudad y fuera de ella.
En conducción urbana, según Toyota, rinde 7.65 Km/l, mientras que en carretera ofrece 9.77 Km/l.
Al conducir en la calle con rapidez observamos 6.2 Km/l, mientras que al salir de la ciudad a velocidades sostenidas de 130 Km/h llegamos a ver rendimiento de 9.5 Km/l.
Este aumento de eficiencia es notable, porque además del incremento de peso la potencia aumenta en 42 hp con respecto al modelo previo, mientras que el torque se reduce, aunque en una sola libra-pie.
El motor V6 es completamente nuevo y es más pequeño, se reduce de 4 a 3.5 litros.
A pesar de que el valor máximo de torque se desarrolla a 4,200 rpm y el de potencia a 6,000 rpm, el sistema de tiempo variable para todas las válvulas ofrece una buena respuesta a bajas revoluciones. La potencia extra se percibe muy claramente.
La transmisión automática también es nueva, ahora es de 6 velocidades y además agrega modo manual.
La relaciones son algo largas, pero cuando hace falta acelerar rápido el conductor la puede controlar y seleccionar los cambios.
El sistema de doble tracción es parcial (Part Time) con reductora de 2.57:1 y además incluye diferencial con deslizamiento limitado LSD electrónico. Sería agradable que tuviera bloqueo del eje posterior.
La calidad de marcha es firme, pero sin ser excesivamente rígida; con la carga completa de 571 Kg. debe ser más suave.
Sería agradable que se incluyeran placas protectoras; el motor parece bien protegido por un travesaño de la suspensión, pero la caja de transferencia y tanque de combustible no están cubiertos.
La nueva Tacoma es más segura, potente y con mejor rendimiento de combustible, además de que su interior ha mejorado en cuanto a diseño y materiales.
Esperemos que Toyota no tarde 10 años en rediseñar este modelo, pero en caso de ser así, tiene bases sólidas.