El alcalde Juan Antonio Martín del Campo precisó que alrededor de 10 millones de pesos se han pagado a personas que han perdido su patrimonio a causa de robos, incendios, explosión o catástrofes naturales, por parte de recursos gubernamentales y de la aseguradora.
Tan sólo en el 2015, dijo que se apoyaron a 256 personas, donde 235 recibieron un pago de seguro por robo, 6 por incendio, 14 por inundaciones y una por explosión, a través de la compañía del seguro El Potosí; este 2016, como cada año, se hizo una licitación y la aseguradora es RSA.
Detalló que el Gobierno Municipal pagó en el 2015 por concepto del seguro a casa habitación la cantidad de 4 millones 600 mil pesos, aparte los 5 millones de pesos que aportó la compañía aseguradora con que se trabajó el año anterior.
“En esta administración municipal, el seguro a casa habitación abarca siniestros contra robo, contra incendios, contra alguna explosión o algún siniestro natural y qué es lo que pasaba en algunas colonias o en algunos fraccionamientos cuando alguna persona de la noche a la mañana perdía todo su patrimonio, pues simple y sencillamente andaba en las oficinas de Gobierno pidiendo apoyos y muchas de las veces se les cerraba o a veces les daban un pequeño apoyo pero al final de cuentas no solucionaba su problema”, apuntó.
Hoy, con este seguro se han entregado cheques desde casi cien mil pesos a aquellas personas que han sufrido algún incendio o alguna explosión o alguna catástrofe ya sea por inundación; creo que el seguro tiene más un sentido más humano que del tema de seguridad.
El primer edil precisó que las empresas aseguradoras han pagado poco más de lo que al Gobierno Municipal le costó la póliza, ahora la próxima administración puede darle un toque diferente, podría hacer un fideicomiso u otras cosas que le permita seguir ayudando a la gente o igual sin ese apoyo como había sido durante muchos años, aquí el objetivo del seguro de robo a casa habitación es ser solidario con aquellas personas que perdieron su patrimonio.
Por ahora, dijo que este programa termina el próximo 31 de diciembre de 2016, fecha en que concluye el contrato con la aseguradora vigente.
Por último, mencionó que este 2016 se han pagado 95 siniestros: 58 han sido por robo, 8 por incendio, 9 están en revisión y 20 están en proceso, si bien aclaró que todavía no cuenta con el monto económico pagado.