Comienzan a circular con más intensidad los trascendidos a nivel nacional en el sentido de que el Presidente Peña Nieto realizará varios cambios en su gabinete ahora que está por cumplir la mitad de su sexenio. Y se mencionan diferentes nombres de gente que ya ha ocupado cargos relevantes en otros sexenios priístas, así como algunos enroques dentro del mismo gabinete. A nivel local el que más nos llama la atención es el que se menciona en el sentido de que el ex gobernador de Aguascalientes, Otto Granados Roldán, podría dejar la embajada de México en Chile y ser nombrado Secretario de Economía. Sin duda que este nombramiento sería un reconocimiento a la capacidad intelectual y política de Otto. Su sexenio en Aguascalientes fue uno de los más exitosos y contrario a lo que ahora es una constante en los gobernadores, que al terminar su función dejan a sus entidades endeudadas por miles de millones de pesos, Otto no sólo no dejó endeudado el Estado sino que dejó en caja casi 300 millones de pesos. En su gobierno Granados Roldán ubicó a Aguascalientes en los primeros lugares de la república en los rubros de educación, salud y desarrollo económico. Por ello creo sería muy acertado su nombramiento como Secretario de Estado, el cual de concretarse vendría a ser el segundo en la historia de Aguascalientes, pues ya antes el profesor Enrique Olivares Santana fue Secretario de Gobernación y embajador de México en el vaticano, cuando se reanudaron las relaciones diplomáticas en el sexenio salinista. El ex gobernador Felipe González ocupó también un alto cargo al ser designado Sub Secretario de Gobernación en el sexenio de Vicente Fox. Y ya entrando en la historia de Aguascalientes, José María Bocanegra fue presidente interino de la República; Jesús Terán fue nombrado Secretario de Gobernación a petición del Presidente Ignacio Comonfort.
Para la misma Secretaría de Economía se menciona también a Manlio Fabio Beltrones y a Gerardo Gutiérrez Candiani, Presidente de la COPARMEX.
Para el relevo en la presidencia del PRI también se mencionan a varios prospectos: el duranguense Ismael Hernández Deras, Aurelio Nuño, Jesús Murillo Karam, José Reyes Baeza, César Duarte y Ernesto Gándara. Curiosamente no se menciona a Manlio Fabio para este puesto. El nombramiento del presidente del PRI es importante para Aguascalientes pues de ello dependerá en mucho la designación del candidato tricolor a la gubernatura. Con Manlio y sin Manlio las cosas se tornan diferentes, aunque al final de cuentas la decisión será de Peña Nieto.

LAS NUEVAS EMBAJADAS

La reapertura de embajadas entre Cuba y E.U. es apenas la conclusión de una etapa en la parte de negociaciones que será muy larga, muy ardua; hasta que no se apruebe el levantamiento al embargo esto no va a tener realmente una sustancia, pero política y mediáticamente ya lo tiene. 54 años después, de lo que todos sabemos que ocurrió entre los E.U. y Cuba, hoy Cuba está, en su relación con los E.U., igual que México, tiene embajada pero no tiene embajador. Esa es una cosa muy notoria del momento diplomático mexicano. Esta apertura que ha tenido el gobierno de Obama, en combinación con el gobierno del segundo hermano de Fidel Castro, nos pone a los mexicanos a pensar: ¿Y porque nosotros, viviendo una “normalidad dependiente” -o interdependiente- con los E.U., porque será que no tenemos embajador? Todos sabemos que desde hace cuatro meses, cuando el señor Medina Mora, de una manera un poco extraña, fue a dar con su humanidad a la Suprema Corte de Justicia de la Nación después de un proceso, que algunas personas cuestionaron, nos quedamos con la casa vacía. La casa de México en Washington, que es un edificio muy interesante, que tiene una historia muy importante, no tiene cabeza. Y uno piensa, de acuerdo con la tradición diplomática, que hay varios grados en la intensidad que tiene un país con otro. Cuando hay un pequeño problema se manda una nota diplomática, que el embajador entrega al Departamento de Estado, o a la cancillería respectiva; cuando el problema es un poco más grande, se retira al embajador. Se le dice: “Vengase para acá y dígale a los de allá que lo hemos llamado aquí para consultarle que está pasando en la relación”. Entonces eso ya se interpreta como un signo de malestar. Pero cuando se retira a un embajador de forma prolongada, o cuando no se nombra a un embajador, cualquiera podría pensar que la relación es tensa y que no está pasando por una normalidad conveniente. Aquí parece que no, parece que estamos muy bien con los americanos, hay reuniones entre los presidentes, se hablan por teléfono, pero no tenemos un representante diplomático como debe de ser. Los americanos hoy tienen dos embajadores en México, un embajador en funciones que es el señor Anthony Wayne que la semana pasada se reunió con el Secretario de Gobernación para preguntarle del asunto de Almoloya, pero también está Roberta Jacobson, que ya está designada como embajadora y que ya, antes de llegar, ha hecho declaraciones pesadas y fuertes, diciendo que el gobierno de los E.U., con motivo de este túnel, se siente muy decepcionado y muy frustrado. Lo anterior no sabemos si se puede agregar a la falta de un embajador mexicano que siga los pasos de Jesús Silva Herzog, de Olloqui, Rafael de la Colina, grandes diplomáticos mexicanos que han representado los intereses de nuestro país allá en la capital del imperio. ¿Cuándo tendremos un embajador nosotros? Esperemos que lo tengamos antes que los cubanos.

DURO Y A LA CABEZA A LA SECCION 22

El Instituto Estatal de Educación de Pública de Oaxaca es una institución que tuvo un origen y valdría la pena recordar cual fue ese origen, porque creo que fue una buena idea en sus comienzos, y para hablar de eso, exponiéndome a que si no estoy diciendo la verdad me rectifiquen o digan lo contrario, la razón por la que se les comenzó a dar el control del dinero a los profesores fue por la corrupción dentro del sindicato. Porque los líderes enquistados en la antiquísima dirección sindical, se estaban llevando el dinero de las pensiones que el sindicato controlaba. Por ello se decidió hacer una nueva forma de organización del dinero. La intención era positiva, y esa intención era que los trabajadores manejaran su propio dinero. Pero eso se fue degradando en la capacidad que se le fue dando paulatinamente, gobierno tras gobierno, a los señores de la sección 22, que se oponían al manejo anterior del dinero, para que fueran controlando ya no solamente los haberes de retiro de los trabajadores de la educación, sino también la distribución del presupuesto educativo. Y de ahí se vino al control político del estado. No se detiene únicamente la corrupción sindical, esto que “Mexicanos Primero” ha denunciado de manera tan vehemente de que los señores cobran y no trabajan. Ese sería el menor de sus pecados. Porque no es solamente que la gente de la Coordinadora cobre por no trabajar, sino que dice quién trabaja, cómo, cuándo y en dónde, y cuántas plazas puede tener una misma persona. Hay casos, y uno de ellos es el del señor Rubén Núñez, líder de la sección 22, que puede acumular ¡hasta cinco plazas!, y no todas están en el estado de Oaxaca. Hay casos en los que todo el organigrama del magisterio se maneja de acuerdo con las cuotas del sindicato, y eso es lo que se acabó, porque ya no hay donde hacerlo. Estas personas durante tanto tiempo manejaron -creo que la cantidad que se está tratando ahora de calcular, en los treinta años de operación del Instituto, que tenía la partida más grande del gasto público del estado de Oaxaca, anda por arriba de los 15 mil millones de pesos-. Pero la sangría que este país tuvo que pagar, para que a cambio de eso le garantizaran la paz social, que es la principal oferta con la que chantajean las organizaciones sociales, esto es: “No bloqueamos carreteras, no hacemos manifestaciones, no generaremos problemas políticos adicionales; siempre y cuando nos den lo que estamos pidiendo”. Eso, se olvidó. Y esa es la razón por la cual desaparece el IEEPO. Desde luego que la razón fundamental es poner al día a Oaxaca con el resto del país en la aplicación de la reforma educativa. Pero aparte de todo, se trata de quitarles el gran pretexto para las movilizaciones sociales. Hoy tienen otro pretexto, que es la desaparición del instituto. Pero como se pactó dentro del gobierno, de una manera muy inteligente, ya no tienen ellos el recurso de ir a la Corte, porque la Corte ya les dijo que no tienen la razón, ya no tienen el recurso de presionar con no presentarse a dar clases, porque ahora podrán contratar a otros profesores, porque ya no es la plaza exclusiva.