Mientras que las miradas siguen de cerca los pasos que dan los futuros redentores de Aguascalientes y se hacen ecuaciones sobre sus posibilidades de triunfo, la sociedad se olvida conciente o inconscientemente de tomar las medidas necesarias para cuidar el agua de uso diario en hogares y empresas.

Aunque no sorprende que la extracción del líquido se haga en algunos pozos a más de 600 metros, porque conforme pasa el tiempo crece el número de habitantes y por ende la exigencia es mayor, quedando como única salida bajar la flecha ya que el espejo de agua es más profundo, llama la atención que salvo algunas declaraciones esporádicas de funcionarios y de conocedores del tema, no se trate con la seriedad y exigencia que demandan las circunstancias.

No existe una campaña permanente de las autoridades para generar conciencia entre la población, que la situación se agravará conforme los ríos subterráneos se reduzcan o se agoten, de invitar principalmente a alumnos de jardín de niños, primarias, secundarias, bachilleratos y profesional para que sean ellos los que promuevan en su familia el máximo uso y preocupación por este elemento.

Aún se recuerda aquel niño robusto (hijo de Enrique Cuenca, que junto con Eduardo Manzano formó la famosa pareja de comediantes Los Polivoces), quien a principios de los años 80 utilizaba dos palabras muy pegajosas “Amanda ¡Ciérrale”, acompañado de una imagen cerrando una llave y la cual se difundió en televisión nacional, con lo que exhortaba a no desperdiciar el agua.

Niños y jóvenes se identificaban con aquel muchacho y entre broma y en serio la aplicaban en su casa y en la calle cuando alguien hacía mal uso de la misma, afán que se multiplicaba con los mayores, lo que en su momento cumplió ampliamente su objetivo, pero al no renovarse pasó al olvido.

Aunque en este momento no se vive una emergencia general, hay visos en varios sectores de la ciudad capital que durante varios días no reciben el servicio o es mínimo, e incluso la concesionaria lo otorga por breve tiempo, lo que obliga a tomar las medidas necesarias para que dentro de lo razonable alcance para todos.

El llamado de atención que hizo Elsa Marcela Ramírez López, catedrática e investigadora del departamento de ingeniería bioquímica de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), se debe considerar como de máxima prioridad, al citar que en 15 años el déficit de agua será del 40%, esto es, que para 2030 en el mundo sólo podrá disponer del 60% del líquido y el que se reciba podría llevar el riesgo de tener sustancias dañinas.

Habrá quien afirme que si la situación es a nivel mundial seguramente que aquí no afectará, sin embargo no hay que olvidar que amplias regiones empezaron con este faltante y de haber sido florecientes por su agua, vegetación y fauna hoy son zonas áridas, continuamente mostradas por los medios de comunicación en que se observa el agrietamiento del suelo, animales muertos y sus habitantes excesivamente delgados, que por centenares mueren por falta de alimento, precisamente porque al acabarse el agua se consume todo vestigio de vida.

En dos aspectos centró Elsa Marcela Ramírez la convocatoria: promover una cultura del cuidado del agua y la voluntad política para la implementación de acciones transversales, de trabajar en una educación ambiental en adultos y adultos mayores, que son los más propensos a derrocharla, y que los niños y jóvenes se sepan el porqué deben hacer un uso razonable, con una participación directa y decidida de los profesores, que con su ejemplo hagan posible una respuesta.

Hay diversas formas de cuidar el agua y de las más comunes está lavar el vehículo con el mínimo de agua y no a chorro de manguera, como tampoco hacerlo en banquetas y jardines; el regado de macetas deber ser por la tardes; colocar tanques ahorradores del escusado, tener una cubeta o palangana bajo la regadera para que reciba el agua fría mientras se logra que con la caliente se tenga el nivel que se pretende, agua que más tarde podrá utilizarse para regar las plantas o lavar los pisos; no dejar correr el agua mientras se lava los dientes y ante todo, a la hora de bañarse hacerlo en un término de 8 a 10 minutos.

Es natural que las acciones electorales llamen la atención y que muchas personas tengan interés en lo que digan y hagan los candidatos, pero dentro de esa euforia podrían incluir la exigencia que los candidatos tenga entre sus prioridades lo que harán para preservar el agua, lo que debe ser el tema central no sólo en períodos políticos sino de manera permanente, que se tenga presente que aquello que no se haga hoy será funesto en muy pocos años.

LE EMOCIONA REGRESAR

La noche del 5 de junio sabrá cuál es su futuro, pero mientras llega esa fecha el general Rolando Eugenio Hidalgo Eddy abona el camino de regreso a Aguascalientes, al considerar que de ganar la mega alianza partidista podrá recuperar la titularidad de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Aguascalientes.

Por ahora sigue al frente de la policía municipal de Querétaro, pero todo indica que le empieza a cansar la presión que hay interna y externamente de la corporación, al grado que por mínimo que sea algún asunto lo convierten en platillo mediático.

Es un personaje ampliamente conocido en Aguascalientes, en donde estuvo más de ocho años al frente de seguridad pública estatal y a la hora del balance los empresarios y la sociedad en su conjunto le extendieron un reconocimiento, lamentando su partida.

Al hacerse cargo de la policía de Querétaro el 30 de septiembre de 2015, fue muy puntual en su comunicado: “Nosotros no venimos a jugar y la delincuencia se tiene que ir de Querétaro, si no vamos con todo (…), y si la ciudadanía cree que no hago bien mi trabajo me iré a petición de la ciudadanía. Venimos a trabajar por la ciudadanía”.

Seguramente que por los antecedentes que hay por su forma de laborar, el general Hidalgo subrayó que “una cosa es militarizar y otra imponer disciplina militar”, por lo que desde el primer día se pronunció por poner orden en la policía queretana y ante todo “trabajar conforme marca el Secretariado Nacional de Seguridad”.

Ante la posibilidad de que retorne a Aguascalientes, el funcionario espera noticias y en caso de no concretarse es factible que de otro estado lo inviten a colaborar, por lo que sus días en la capital constituyente están contados.

IMSS ENTRE DOS FUEGOS

La situación económica internacional que impacta al país y que será igual de complicada en 2017, obliga al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a ser muy estricto con el presupuesto que tiene asignado, por lo mismo es difícil que crezcan los servicios a la par que la demanda, al mismo tiempo tiene encima la exigencia de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA) para que subrogue la atención médica, lo que de cumplir tendría que destinar millones de pesos que por ahora no tiene. El dirigente cetemista José Alfredo González González subrayó el pasado 25 de marzo que pese al aumento en el padrón de derechohabientes y a las aportaciones de patrones y trabajadores “la institución no ha registrado ningún incremento hasta ahora”, sin embargo el día 16 del mismo mes la delegación estatal del IMSS anunció que a partir de esa fecha se incorporaron 45 médicos de distintas especialidades, de ellos 24 son en medicina familiar y 21 en otras áreas, principalmente en oftalmología, otorrinolaringología, cirugía, ortopedia, ginecología, medicina interna, pediatría, medicina familiar, anestesiología y epidemiología, entre otras, lo que en sí es una prueba que se hace el esfuerzo de ampliar la atención que brinda.