TOLUCA.- El asesinato del actor Renato López en el Municipio de Jilotzingo, en el Estado de México, podría estar relacionado con venta de drogas.
De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación, el protagonista de la película “Macho” llegó acompañado de su publirrelacionista, Omar Girón, a una zona conocida por distribución y venta de estupefacientes.
Según esta versión, ambos llegaron en el vehículo de López, un automóvil Jetta blanco, la tarde del miércoles para tener un encuentro con otras personas.
Sin embargo, una posible diferencia con los presuntos agresores pudo haber iniciado el tiroteo en contra de López y Girón.
En el lugar fueron encontrados de 10 a 20 casquillos y los cuerpos tenían varios impactos de bala, sin signos de tortura, según las fuentes consultadas.
La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México tenía una denuncia por la desaparición del actor y de su publirrelacionista.
Según las fichas de extravío, Girón fue visto por última vez en la Colonia Condesa el 23 de noviembre, y López en la Colonia Roma, el mismo día.
Los cuerpos encontrados en la comunidad de Santa María Mazatla fueron entregados durante la madrugada de ayer a sus familiares y velados en una funeraria de la Ciudad de México. (Montserrat Peñaloza/Agencia Reforma)