Rehúye Moreira a cita en juzgado

Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Jun.- El ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, no asistió a una audiencia programada en el juicio por daño moral que interpuso en contra del periodista e investigador Sergio Aguayo.
A la diligencia sólo acudió el también articulista de Grupo Reforma, quien en compañía de su abogado Sergio Beristáin fue informado por personal del Juzgado 16 en materia Civil de la Ciudad de México que Moreira solicitó un amparo para no presentarse.
“Llegamos muy temprano a los tribunales y nos encontramos con la sorpresa de que el profesor Humberto Moreira había interpuesto una demanda de amparo para que no se realizara esta diligencia y el juez se la concedió”, explicó Aguayo.
Beristáin indicó que la diligencia que se desarrollaría era un desahogo de pruebas en las que ambas partes presentarían sus argumentos y evidencias.
“El proceso se encuentra actualmente en el inicio del desahogo de pruebas e iba a empezar hoy con la audiencia de las mismas donde se desahogarían.
“Pero por la suspensión que decretó el juez vamos a esperar para cuándo es la próxima fecha de audiencia”, indicó.
El abogado informó que presentarán un escrito de inconformidad debido a que consideran que la suspensión de la audiencia no era procedente.
Aguayo recordó que el coahuilense le reclama en su demanda una indemnización por más de 10 millones de pesos, al argumentar que le causó un daño moral por los artículos que ha escrito acerca de él.
“Yo aquí estoy y él no está. Yo voy a seguir porque no estoy de acuerdo con el fondo de la demanda, yo no le causé daño moral, si le hubiera causado daño moral no hubiera estado cerca de ser diputado local en Coahuila.
“Creo que la suya es una demanda ilegítima y que sólo busca frenarme en las investigaciones que hago en el estado de Coahuila de los desaparecidos durante su sexenio y el sexenio de su hermano (Rubén Moreira)”, señaló Aguayo.
El tipo de demandas como la presentada por Moreira, consideró el investigador, tienen el propósito de coartar la libertad de expresión y apuestan por desgastar a los periodistas, pues los juicios son tardados y costosos.
“Esto es parte de la defensa de la libertad de expresión, el tener que hacer estos trámites interminables, lentos y estar al pendiente todo el tiempo, porque cualquier error que se cometa puede suponer la derrota, que en este caso consiste en más de 10 millones de pesos”, aseveró.
En el año que lleva el juicio, reveló, ha gastado, tanto sólo en costas judiciales ya que sus abogados no le están cobrando, 125 mil pesos, más 225 mil pesos que debió dejar como fianza.
“La libertad de expresión está atacada por la legalidad, que en ocasiones se pone al servicio de quienes tienen los recursos”, lamentó.