Durante los primeros días de abril, 41 mil 257 contribuyentes que presentaron su declaración anual 2015 entre el 21 y el 27 de marzo de este mismo año, recibieron el depósito del saldo a favor del Impuesto Sobre la Renta (ISR), informó Martha Laura Alvarado Sandoval, administradora local de Recaudación del SAT en Aguascalientes.
Indicó que de un monto total de 306.6 millones de pesos que la autoridad fiscal regresó, cada contribuyente cumplido recibió en promedio 7 mil 430 pesos, como saldo a favor en su balance fiscal de su declaración anual.
En conferencia de prensa, la funcionaria del SAT pidió a los contribuyentes, no esperar hasta el último día para cumplir con su obligación, y dijo que, salvo aquellos causantes que no cuenten con equipo de cómputo, pueden acudir a las oficinas del Servicio de Administración Tributaria, el resto, lo debe hacer desde cualquier otro lugar mediante Internet.
En ese sentido, Alvarado Sandoval anunció el lanzamiento de una aplicación para teléfonos móviles especial para la presentación de declaraciones anuales, volviendo aún más fácil el cumplimiento de esta obligación.
“La Secretaría de Hacienda desarrolló esta aplicación para que desde cualquier lugar, en una forma muy sencilla y de fácil manejo, los contribuyentes pueden presentar a tiempo su declaración”, destacó la funcionaria.
La herramienta para declarar es sencilla, intuitiva, de fácil manejo, identifica al contribuyente y de acuerdo con el tipo de ingresos y en el caso de los asalariados, les presenta una opción prellenada que sólo tienen que revisar y si están de acuerdo, la envían y queda cubierta esa responsabilidad, afirmó.
Indicó que actualmente, de la base tributaria que tiene el SAT en Aguascalientes, 56 mil 500 no son asalariados mientras que 350 mil, sí lo son. A menos de que quienes están en régimen de salarios puedan o tengan que deducir gastos, deberán presentar su declaración, pero si no es el caso de contar con deducibles, entonces no están obligados a presentar su declaración fiscal.
Aclaró que quienes están en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), no están obligados a presentar declaración anual de impuestos. Con ellos, hay un tratamiento fiscal especial, previsto en la propia legislación, por lo que todavía no les corresponde tributar.
Por otro lado, Martha Laura Alvarado Sandoval advirtió a los contribuyentes que no deben brindar su FIEL, firma electrónica, incluso ni a sus contadores, dado que un eventual mal uso, voluntario o involuntario, podría generar problemas.
La firma electrónica tiene las mismas características legales que una autógrafa, por eso es que se debe mantener a resguardo dicha clave, para evitar así cualquier mal uso y potenciales conflictos al contribuyente con la autoridad fiscal.
Incluso, es recomendable no revelarla al contador, o a los despachos contables, porque, cualquier mal uso, quedará plasmado para la autoridad como movimientos hechos por los contribuyentes, y para evitar todo esto, es mejor que se tenga reservada para uso exclusivo del causante, consideró.