LISBOA, Portugal.- Raúl Jiménez regresó al Benfica con un esguince en la rodilla izquierda con lesión del ligamento lateral interno.
De entrada, el delantero mexicano se perderá la visita al Arouca y el debut en Champions League frente al Besiktas turco.
A pesar de que el club no informó cuánto tiempo estará de baja Jiménez y adelantó que la cuestión es seria, este tipo de lesiones tardan en sanar entre cuatro y seis semanas.
Jiménez presentó molestias en un entrenamiento de la Selección Mexicana previo al duelo contra El Salvador. En la recta final del partido, el artillero se lesionó y como ya no había cambios disputó los últimos minutos con un vendaje en la rodilla.
El delantero causó baja del Tri previo al encuentro contra El Salvador, para que así pudiera rehabilitarse en su club.
El mexicano es una de las piezas clave en el Benfica, que desembolsó 22 millones de euros por su compra. El presidente de las Águilas, Luis Filipe Vieira, presiente que en unos años se convertirá en la mayor venta en la historia del futbol portugués, es decir, arriba de los 60 millones de euros.
En caso de estar fuera un mes, Jiménez se perderá cuatro duelos de la Primera Liga y dos de la Fase de Grupos de la Champions, el segundo de los cuales es la visita al Nápoles.