Entró en vigor el reglamento general de audiencias para el Sistema Penal Acusatorio del estado, con el propósito de que las audiencias se lleven a cabo con las medidas de seguridad adecuadas, con respecto a quienes participan en ellas y para la debida protección de los datos personales de los que intervienen.
El público que pretenda ingresar a las salas de audiencias deberá identificarse mediante documento oficial con fotografía y registrarse en el libro de control y obtener su gafete de acceso; habrá elementos policíacos facultados para realizar la revisión del público mediante el uso de instrumentos de detección de metales.
Las personas no podrán ingresar con paquetes, bolsa, mochila u objeto análogo, deberán dejar sus objetos en los casilleros: tampoco podrán ingresar pistolas eléctricas, bates, u objetos contundentes, punzo cortantes o cortantes, de cualquier tipo.
Tampoco sustancias inflamables, tóxicas, así como drogas de cualquier tipo; bebidas alcohólicas y alimentos; dispositivos electrónicos de cualquier tipo.
Podrá autorizarse el acceso de armas, objetos o substancias, cuando sean necesarios para proporcionar seguridad, u ofrecidos como medio de prueba a desahogar en audiencia.
Los intervinientes sí podrán ingresar a las salas de audiencia, celulares o tablets, para uso exclusivo como medio de apoyo en el desarrollo de la audiencia; el público en general, no.
Los periodistas deberán acreditarse y ubicarse en los sitios que se les indique. Podrán tomar nota de lo que sucede en las audiencias, pero queda prohibida la introducción de instrumentos que permitan grabar video, sonido, o gráficas.
De lo contrario, el órgano jurisdiccional podrá ordenar su retiro y entrega de lo registrado, en su caso, suspender la audiencia hasta que se restablezca el orden, con la facultad de imponer alguna medida de apremio.
De esta manera, los interesados en asistir a un juicio oral, deberán pasar filtros.
Por otra parte, el STJE acordó regular las bases para la integración del Tribunal de Enjuiciamiento del Juicio Oral para Adultos, en el entendido de que éste es un órgano jurisdiccional del fuero común integrado por tres juzgadores, que intervendrá después del Auto de Apertura a Juicio oral, hasta el dictado y explicación de sentencia.