Pedro Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua 8-May .- Autoridades federales extendieron la vigilancia al exterior del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 9, a donde fue trasladado Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.
La mañana de este domingo, elementos del Ejército mexicano se apostaron en el entronque que conduce al penal, a la altura del kilómetro 33 de la carretera federal 45, que conecta a Ciudad Juárez con la capital de Chihuahua.
Con cerca de una decena de vehículos, los efectivos castrenses colocaron un punto de revisión al inicio del camino que dirige al reclusorio, por lo que los automovilistas deben descender de sus vehículos para la inspección de éstos, a fin de ubicar armas u otros objetos peligrosos.
Los militares aplican el primer filtro de seguridad a quienes acuden al día de visita.
A mitad de la vía, agentes de la Policía Federal realizan una segunda inspección.
De acuerdo con elementos, no se ha restringido el acceso a quienes tenían programado acudir este domingo a realizar alguna actividad en el centro penitenciario, ya sean familiares, abogados o personas relacionadas con la seguridad del inmueble.
“El Chapo” Guzmán ingresó al Cefereso número 9 aproximadamente a las 2:00 horas del sábado, procedente del penal del Altiplano, ubicado en el Estado de México.
Guzmán arribó al Aeropuerto Internacional Abraham González en un jet, y posteriormente fue enviado en un helicóptero al penal federal, situado en una zona despoblada al sur de la ciudad.