Adán García
Agencia Reforma

MORELIA, Michoacán 3-May .- Pese a la presencia de células del crimen organizado que buscan reposicionarse en Michoacán, la Gendarmería decidió retirar más de la mitad de los 300 elementos que había destinado para apoyar la seguridad en la capital del estado.
El Alcalde Alfonso Martínez dio a conocer que de los 300 efectivos que llegaron en noviembre, hoy solamente quedan 120.
“De gendarmes llegaron alrededor de 300 elementos y ahora tenemos únicamente 120. Ahí nosotros hacemos la petición a la Gendarmería para que no nos retiren más elementos”, declaró el Edil, quien llegó al cargo como candidato independiente.
Martínez justificó el retiro de 180 elementos de la Gendarmería debido a los problemas de inseguridad que hay en otros puntos del País.
“Es por problemáticas que hay en otros estados, los van rotando. Hay problemas más graves en otros estados y por eso los están moviendo”, dijo.
Sin embargo, el también ex diputado local reconoció que hace falta mayor apoyo de las fuerzas federales en tanto concluye el proceso para el reforzamiento de la Policía Michoacán, división Morelia.
El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, anunció el pasado 2 de noviembre el arribo de 300 elementos de la Gendarmería para reforzar la seguridad en esta ciudad.
Destacó que en el grupo había policías de proximidad, expertos en labores de inteligencia y un escuadrón de fuerzas especiales para realizar intervenciones “de otro nivel”.