Por FRANCISCO VARGAS M.

El novillero sin caballos aguascalentense Héctor Gutiérrez, alumno de la Escuela Espectáculos Taurinos de México, quien actualmente se encuentra becado en el Centro Internacional de Alto Rendimiento (CITAR), resultó el gran triunfador del certamen “Guadalajara Busca un Torero”.
Ante una buena entrada en la Plaza de Yerba, Guadalajara, se jugaron erales de la ganadería de Casasola, de buena presencia que en términos generales no presentaron complicaciones.
En su primero Héctor Gutiérrez estuvo por encima del deslucido eral. Lo intentó por ambos pitones pero la condición del astado era defenderse. Lo más lucido de la faena fue cuando lo dejó llegar y consiguió pases en redondo de mucho mérito. Lamentablemente pinchó dejando escapar las orejas siendo ovacionado. Cabe mencionar un quite ajustado que hizo por saltilleras al segundo de la tarde donde tuvo verticalidad.
En su segundo bien presentado, Héctor Gutiérrez lo recibió con verónicas jugando los brazos rematando con media muy torera. Con muleta empezó ayudando al animal a romper hacia delante toreando para él, enseguida el joven acalitano estuvo con la firmeza que le exigió el burel, siendo prendido sin consecuencias cuando el astado derrotó por el pitón derecho, siguiendo con una faena de estética prácticamente por el lado izquierdo donde templó y mandó, concluyendo con derechazos, sin faltar los adornos y remates como el desdén. En la suerte suprema dejó una estocada efectiva hasta la empuñadura para que le concedieran las dos orejas.
El jurado de dicho certamen, votó por mayoría en favor del novillero aquicalidense Nicolás Gutiérrez, alzándose de esta manera como el gran vencedor del certamen “Guadalajara busca un Torero”.
Por su parte Sergio Díaz cortó dos orejas en su primero y una oreja más en su segundo.