La presidenta del DIF Estatal, Blanca Rivera Rio de Lozano recibió en las oficinas centrales a la Sra. Yolanda Ramírez de Orozco, a quien informó que se entregará un organismo fortalecido y transparente, para que la siguiente administración pueda operar todos los programas con oportunidad y calidad.

En este encuentro, la primera dama reiteró su disposición y apertura para entregar un DIF Estatal vigoroso, a fin de que no se obstaculice la sinergia de trabajo que hasta ahora ha beneficiado a miles de familias.

La titular del DIF estatal dijo que la atención de la población vulnerable es una prioridad, y esto demanda una estrecha colaboración con las futuras autoridades para no afectar la prestación de servicios, de tal suerte que sea una entrega-recepción transparente, eficaz y profesional.

Mencionó que gracias a la pulcritud con la que se han manejado los recursos humanos y económicos en esta institución, todos los programas cuentan con suficiencia y capacidad de respuesta.

Aseguró además que el equipo entrante tendrá todo el respaldo institucional para conocer a fondo la operatividad de los programas, lo cual redundará en beneficio directo de todos los usuarios.

“Esta transición se ha iniciado acorde a los lineamientos establecidos por Gobierno del Estado para garantizar que quienes vienen a sucedernos dispongan de información clara y precisa para operar los programas”, expresó.

Resaltó que todos los directores y coordinadores tienen el compromiso y la disposición de explicar detalladamente lo que atañe a cada área de trabajo para facilitar a los nuevos administrativos el inicio de sus funciones como servidores públicos.

“La población se merece lo mejor, y por lo mismo hemos construido un DIF fuerte y articulado con distintos sectores sociales para robustecer sus finanzas y servicios, de tal manera que siga creciendo la cobertura y eficiencia del servicio que presta a la población más vulnerable”, apuntó.

Informó que a lo largo de estos seis años se trabajó intensamente en la vinculación institucional, ya que el desempeño en equipo es la clave para gestionar más recursos y multiplicar los apoyos.

En este sentido, explicó que los nexos con otros organismos han sido vitales para expandir la cobertura de beneficiarios, logrando establecer alianzas firmes con autoridades de distintos órdenes de gobierno, así como con fundaciones, asociaciones civiles, sector privado, universidades y la sociedad civil.

Reiteró el compromiso del DIF Estatal de colaborar estrechamente con las nuevas autoridades para que en este proceso de transición prevalezca la transparencia, el entendimiento y un ambiente de armonía y cordialidad.

Además de entregar a las siguientes autoridades un orden administrativo, recalcó que recibirán un equipo de colaboradores muy profesional y, sobre todo sensible, quienes han dado muestra de una gran vocación de servicio.

“El DIF Estatal no es una persona, somos todos, y juntos construimos en estos seis años una gran familia que sigue con el corazón abierto para seguir transformando vidas y escribiendo historias de superación y esperanza”, concluyó.