CIUDAD DE MÉXICO 2-Abr .- Una visita más a Guadalajara, una oportunidad más para romper una racha de más de tres décadas.

Cada que llega un nuevo encuentro entre Pumas y Chivas en la Perla Tapatía, además de la rivalidad entre estos equipos, llama la atención la marca que tiene el segundo sin perder ante el primero.

Ya son 34 años desde la última vez que el cuadro de la UNAM pudo festejar un triunfo como visitante ante los rojiblancos, gracias a un solitario gol de Manuel Negrete (7 de febrero de 1982) en el Estadio Jalisco.

La racha es tan grande que de todo el plantel auriazul sólo Darío Verón (36) y Alejandro Palacios (35) habían nacido para entonces y su técnico, Guillermo Vázquez, contaba con 15 años.

En esos ayeres, los universitarios presumían sólo dos títulos de Liga (1976-77 y 1980-81) y todavía no existía La Cantera, inaugurada hasta 1997.

Sin ir muy lejos, de las últimas 10 visitas a Guadalajara el saldo son siete empates y tres derrotas, siendo un duelo de Semifinales en el Clausura 2011 lo más cercano a romper el ayuno.

Entonces, el cuadro felino, dirigido por Vázquez, ganaba a Chivas por la mínima diferencia hasta que al minuto 89 un disparo de Omar Arellano se le fue al “Pikolín 2” y con ello el sueño de triunfo.

En esta ocasión Pumas cuenta con equipo completo para hacerle frente a la prueba, la cual también ofrece tres puntos para mantenerse en lucha por los puestos de Liguilla.

Del lado rojiblanco está la oportunidad para conseguir el primer triunfo como local, dado que en sus seis juegos en el presente torneo ha empatado cuarto y perdido dos, y claro, también seguir con posibilidades de la Fase Final.

Con un horario nocturno (20:30 horas), felinos y Chivas protagonizan un nuevo episodio en esta rivalidad entre grandes que podrá alargar una paternidad o cortarla de tajo.