Reciben el pan de vida

Francisco y Paulo comulgan por vez primera

Los hermanitos Francisco y Paulo Borrego Cruz compartieron la gracia de la comunión, durante emotiva ceremonia efectuada en la capilla San Peregrino Laziosi.
Presentes estuvieron sus papás: Francisco Borrego y Sofía Cruz, así como los padrinos de Francisco: Mauricio y Claudia Borrego; mientras que Rodrigo y Raquel Ávila, apadrinaron a Paulo.
El ministro de la Iglesia explicó a los hermanitos el significado de los sacramentos, asegurando que una vez que recibieran el cuerpo y la sangre de Cristo, dejarán abiertas las puertas de su corazón para que sea Jesús quien los acompañe por el resto de su vida.
Asimismo, los exhortó a realizar ordinariamente el acto de confesión y, por lo menos, comulgar en cada misa dominical, argumentando que de esta manera permanecerán cerca del Todopoderoso, quien los guiará por el buen camino de la fe.
Más tarde, Francisco y Paulo, se postraron frente la imagen del Creador para recibir la primera comunión, momento que felizmente compartieron con sus seres queridos.
Al finalizar la ceremonia, los festejados salieron al atrio de la capilla para ser felicitados por sus familiares y amigos, a quienes más tarde recibieron en el Salón Villa Ale donde se ofreció agradable convivencia.

Compartir
Artículo anteriorFestejo de amor
Artículo siguienteEncienden la tarde