CDMX.- México vs. México…
El mayor contendiente de la Selección Mexicana es su propia afición, a la que hoy busca reconquistar al pisar por primera vez la cancha del Azteca luego del 7-0.
El técnico Juan Carlos Osorio sabe que recobrar la confianza de los mexicanos es el mayor reto al recibir a Honduras en la Eliminatoria Mundialista.
“Es una gran oportunidad de continuar fortaleciéndonos. Como equipo lo más importante era la reacción y los muchachos lo asumieron muy bien, hay un fuerte espíritu de equipo; también lo es para continuar en el proceso de ganarnos la confianza de nuestra afición, ojalá de ustedes también.
“Si nos atenemos a los resultados, son 12 juegos, 10 ganados, un empate y uno perdido. El mexicano es muy exigente y con el resultado, más que por haber perdido, por el marcador, la confianza se perdió. Es nuestra responsabilidad tratar de recuperarla y estamos en eso”, advirtió.
Previo al inicio de esta ronda de la Eliminatoria, Andrés Guardado pidió que los aficionados no les dieran la espalda como ocurrió en el Hexagonal rumbo a Brasil 2014. Ahora, es una incógnita el cómo tratarán a Osorio y a los futbolistas.
La derrota frente a Chile fue tan catastrófica que hoy, casi tres meses después, persisten los daños.
La estrategia del colombiano consistió en convocar a los mismos futbolistas de la Copa América y abrirles las puertas de la reivindicación desde el duelo contra El Salvador, aunque las lesiones le impidieron repetir el 11 que falló en Santa Clara.
Honduras aún se juega la vida porque matemáticamente no está clasificado, por más que aventaje a Canadá por tres puntos y cinco goles. México tiene una marcha perfecta rumbo al Hexagonal con 15 puntos, por ello busca una victoria en lo moral.
“Es y seguirá siendo nuestra Selección, más allá de que estemos nosotros o alguien más, siempre hay que apoyar a la Selección y en este momento los muchachos esperan ese apoyo incondicional y trataremos de convencerlos de que nos lo merecemos”, lanzó Osorio. (Édgar Contreras/Agencia Reforma)