Recibe gracias divinas

Al cumplir sus primeros tres años de vida, la pequeñita Rocío Valeria Gallegos Torres, fue presentada al templo, cuya celebración eucarística se llevó a cabo en el recinto de Nuestra Señora de la Soledad.
La niña acudió acompañada por sus papás y padrinos, para reafirmar su fe cristiana y recibir junto con ellos la bendición de manos del representante de Cristo en la tierra que presidió su ceremonia religiosa.
Para la hija de la familia Gallegos Torres, les dijo el clérigo, es de vital importancia reafirmar con este acto de amor el bautismo de la niña y ofrecerla al Altísimo para que derrame su gracia sobre ella, así como hicieron José y María, cuando llevaron a Jesús ante su Padre celestial.
Al término de la santa misa, allegados a la festejada, sostuvieron un encuentro en un salón particular especialmente reservado para la ocasión, en el que disfrutaron de un sano esparcimiento y brindis en honor de la festejada.