Se convirtió en hijo de Dios el pequeño José Alejandro Medina Jacobo, al recibir las aguas bautismales en una ceremonia llevada a cabo en el recinto de Nuestra Señora del Rosario.
Sus padres Rubén Medina Méndez y Laura Karina Jacobo Estrada acudieron al recinto sagrado para solicitar que el niño sea aceptado en la comunidad católica.
Fue apadrinado por Verónica María Medina Méndez y Raúl García Domínguez, quienes en presencia del celebrante, se comprometieron fielmente con su educación cristiana a lo largo de toda su vida.
Para recibir el primero de los sacramentos el presbítero recreó el bautizo de Jesús en el Rió Jordán, introduciendo al pequeño en la pila bautismal y derramando el agua bendita sobre su frente  y diciendo “yo te bautizo en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo”.
Para celebrar tan importante acontecimiento, sus padres convocaron a una reunión en el salón El Tren, a donde arribaron familiares y amigos a darle la bienvenida al pequeño y brindarle sus más sinceras felicitaciones y bendiciones.