Recibe el pan de vida

Celebra Mónica quince años de vida

Después de haberse preparado arduamente en el catecismo, Ivanna Luévano Martín se mostró dichosa de ser merecedora a la sagrada eucaristía.
El pan y el vino sacramentados fueron otorgados por primera vez a la jovencita durante emotiva ceremonia enmarcada por el templo de Nuestra Señora de los Bosques.
Ahí, destacó la presencia de los señores César Luévano y Suny Martín, papás de Ivanna, así como de sus padrinos, Obed Luévano y Carolina Martín, quienes elevaron sus oraciones para pedir a Dios por la salud y el bienestar de su nueva ahijada.
Después de la ceremonia, la familia Luévano Martín recibió a sus allegados en el jardín del Hotel Aguascalientes, donde se ofreció elegante festejo en honor a la neocomulgante, quien no escatimó en diversión al lado de primos y amigos de su edad.
Los adultos también disfrutaron el agradable ambiente que prevaleció de principio a fin, en medio de la alegría y el entusiasmo de Ivanna, quien agradeció las manifestaciones de afecto y los obsequios que sus seres queridos le llevaron en ocasión de tan especial acontecimiento en su vida.