Recibe el bautismo

Natalia ya es Hija de Dios

El nombre de Natalia Bernardino Pérez quedó escrito en el libro de David con letras de oro y el pecado original ha sido removido de su alma.
A la pila bautismal del templo de Nuestra Señora del Rosario fue llevada la pequeña, por sus padres Paul Bernardino y Daniela Pérez Guzmán para recibir el primer Sacramento.
Martín y Carmen Márquez apadrinaron a la niña en su bautismo, adquiriendo el compromiso con ella de procurarla a lo largo de su vida y proveerla de buenos ejemplos, para hacer de ella una buena cristiana.
Luego de ungir a la pequeñita con el santo crisma, el agua bendita fue vertida en su frente en el nombre de la santísima trinidad, consagrándola a Dios para siempre.
El presbítero realizó el acto en donde los presentes recibieron la bendición de Dios, con la finalidad de que les conceda la sabiduría necesaria para guiar los pasos de esta hija del Padre Celestial.
El ritual concluyó con la felicitación de sus familiares y posteriormente, en celebración del bautizo de la heredera de la familia Bernardino Pérez, se preparó una íntima convivencia para brindar en honor de la festejada.

Compartir
Artículo anteriorJuran amarse
Artículo siguienteRenovaron sus promesas