A la capilla del Sagrado Corazón (Los Fresnos) arribó Nicole Jaimes Medina, quien después de preparase en el catecismo, fue merecedora a la primera comunión.
Presentes en la celebración estuvieron sus papás: Óscar Jaimes y Ángeles Medina, quienes se mostraron agradecidos con el Creador por permitirles presenciar ese momento tan especial donde su hija recibió por primera vez el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
Quienes también acompañaron a Nicole fueron sus padrinos: Eduardo de la Vega y Dulce María Puente, de quienes la jovencita recibió felicitaciones y un hermoso obsequio.
Después de la ceremonia sacramental, la familia Jaimes Medina ofreció un banquete en honor a Nicole, en el salón Crisval.
Al lugar acudieron puntualmente sus familiares y amigos más cercanos con los que Nicole gratamente departió por varias horas de la tarde, disfrutando el cálido festejo que se prolongó por varias horas del día.
Para agradecer la presencia de sus allegados, la festejada entregó algunos obsequios a sus invitados, mediante una dinámica de sorteos muy divertida que se organizó especialmente para la ocasión.

Compartir
Artículo anteriorFeliz ocasión
Artículo siguienteConsagran su amor