A la pila bautismal de la capilla San Juan Pablo II fue llevado el pequeño Ricardo Cummings Sandoval, quien sostuvo hermoso encuentro con Jesús, durante su bautismo.
En el rito sacramental destacó la presencia de sus papás, Ricardo Cummings y Carolina Sandoval, quienes se mostraron orgullosos de acompañar a su hijo en el acontecimiento religioso que marca su ingreso a la grey católica.
Asimismo, estuvieron presentes sus padrinos: Juan Manuel López y Lizeth Sandoval, a quienes el ministro de la Iglesia encargó el cuidado del bebé, cuando sus padres biológicos necesiten de su ayuda. También dijo que deberán ser para Ricardo, guía de fe, amor y esperanza en Cristo, además de brindarle un buen ejemplo.
Dicho lo anterior, el sacerdote los llamó a la pila bautismal donde ungió con los aceites santos al bebé para luego verter en él las aguas del Río Jordán.
Al final, derramó infinitas bendiciones sobre la familia Cummings Sandoval y los padrinos de Ricardo.
El salón Focaccia enmarcó después el festejo que se ofreció en honor al bautizado, quien fue felicitado por los invitados que lo acompañaron en ese día tan especial.