Ha funcionado la estrategia Unifila que implementó la delegación estatal del IMSS, en todas las unidades de Medicina Familiar (UMF) urbanas, con el objetivo de reducir los tiempos de espera, para los pacientes que se presentan sin haber realizado previamente una cita.
El coordinador de Atención Médica de Primer Nivel, doctor Roberto Terrones Gómez, aseguró que se puede atender hasta cuatro pacientes sin cita por consultorio; lo que resuelve la necesidad de valoración médica no urgente, de por lo menos mil 800 derechohabientes espontáneos.
A la par, los casi siete mil usuarios que sí hacen su cita con oportunidad, son atendidos de inmediato, en cuanto llegan a su consultorio, sin tiempo de espera, recalcó.
El funcionario exhortó a la derechohabiencia del IMSS, a programar con anticipación sus citas de medicina familiar. Estas se pueden solicitar en forma gratuita al 01 800 839-50-10 o a los teléfonos de cada consultorio; se otorgan de un día para otro o en plazos menores a 72 horas.
“Si el usuario considera que requiere consulta de Medicina Familiar y no hizo cita en su consultorio, puede presentarse en la Unifila, para ser atendido por el primer médico disponible, en un tiempo promedio de espera, de una hora. Sólo hay cuatro lugares disponibles para ellos, por lo que es preferible contar con cita previa”, reiteró.
Los principales motivos de consulta de las personas que acuden sin cita, son: infecciones gastrointestinales o en vías respiratorias altas, así como resurtimiento de recetas que requieren control médico continuo.
Para las urgencias, es indispensable acudir a las salas de Atención Médica Continua (AMC) de cada UMF, en donde el servicio es inmediato cuando la urgencia es real, es decir, cuando la vida de la persona está en riesgo.